Sin definiciones en Salta en el canje de heladeras

Además de reactivar el mercado, serviría para ahorrar energía a partir del uso de tecnología más eficiente.
A casi un mes del lanzamiento nacional del Plan de Renovación de Electrodomésticos, los comercios de Salta siguen sin recibir las heladeras prometidas por la presidenta Cristina Fernández como parte de un paquete de medidas tendientes a la reactivación del consumo interno y el fortalecimiento del empleo en Argentina.

El anuncio se realizó antes de que las fábricas que acordaron la producción de heladeras de 360 litros con freezer, a un precio final de 1.440 pesos, tuvieran el stock suficiente para hacer frente a la alta demanda que generó la medida en la capital salteña, igual que en el resto del país. "No sabemos cuándo llegarán los productos", fue la respuesta que obtuvo El Tribuno en cada uno de los puntos de venta de electrodomésticos del centro capitalino.

"El plan se lanzó demasiado rápido y el stock de heladeras previstas por el plan canje era sólo de 2.000 para todo el país, por lo que se agotó en los primeros días en Capital Federal", se sinceró el gerente regional de una de las grandes firmas comerciales instaladas en esta provincia, quien prefirió mantener en reserva su nombre. Si el plan se concreta, "todos nos veremos beneficiados con un mayor volumen de ventas", dijo y agregó que "es mucha la demanda".

"Sólo un anuncio"

Hasta el momento a Salta no llegó ni uno solo de los modelos acordados con las distintas fábricas instaladas en el país. "No hay nada firme, es sólo un anuncio", sostuvo Guillermo Reynoso, gerente regional de otra de las grandes cadenas comerciales asentadas en la capital salteña, quien reconoció haber vendido heladeras familiares a precio de costo "como estrategia comercial" para posicionar la firma mientras llega el cupo de productos correspondientes a esta provincia. "Como nos traían sus heladeras usadas y no sabíamos qué hacer les pedimos que las donaran a alguna institución de su barrio que las necesiten".

La falta de definiciones oficiales pone en jaque a los vendedores y responsables de las casas comerciales, quienes han debido implementar listas con los datos de los interesados que, de acuerdo a los referentes de los locales consultados, "son muchos".

Cabe recordar que el programa oficializado por la Presidenta el 18 de diciembre pasado prevé la adjudicación de créditos blandos a sola firma para la compra de heladeras. Estas podrán adquirirse en 12 cuotas de 127 pesos, a una tasa de interés del 11% mensual.

Una de las condiciones fundamentales para acceder al plan es canjear una heladera usada que, aunque no funcione, tenga gabinete, puerta y motor. El motivo de promover la renovación de equipamiento para el hogar, de acuerdo al proyecto presidencial, no está orientado únicamente a reactivar el consumo interno, sino también a "lograr un uso más racional de la energía", dado que la última tecnología es más eficiente en ese sentido.

Al mismo tiempo, "la heladera usada va como chatarra, lo que permite abaratar el costo del productor de chapa y de esta manera se completa el círculo virtuoso", completó la Presidenta. Cuando comience a funcionar el sistema, los potenciales compradores podrán solicitar un crédito a sola firma en los locales adheridos al plan, que en Salta son la mayoría de los que venden electrodomésticos. Deberán presentar el DNI, recibo de sueldo con un año de antigüedad y una boleta de servicio a su nombre.

Comentá la nota