Las definiciones políticas le ganaron a la economía en el coloquio empresarial

La expectativa central estuvo en el panel que integró a Eduardo Duhalde y Rodolfo Terragno. Se habló de la necesidad de arribar a consensos profundos sobre políticas de Estado para enfrentar el futuro. Además, estuvieron los ex presidentes César Gaviria, de Colombia, y Alejandro Toledo, de Perú.
En la primera jornada de las deliberaciones del 45º Coloquio de IDEA, la política pareció ganarle a la economía, ya que el primer panel del día con Eduardo Duhalde y Rodolfo Terragno despertó la expectativas de todos los presentes.

Previamente, el intendente interino Marcelo Artime fue el encargado de darle la bienvenida a todos los presentes, advirtiendo que la ciudad ?siempre fue dependiente del mercado interno y hace mucho años se vive el reflejo de las distintas situaciones del país?.

En ese sentido, destacó que a Mar del Plata le fue bien cuando ?a la mayor parte de los argentinos le ha ido bien, pero sus empresarios pesqueros han sufrido la depredación de la pesca por las flotas extranjeras, nuestros empresarios textiles han sufrido la importación indiscriminada y los gastronómicos y hoteleros también sufrieron el déme dos de Miami?.

?A Mar del Plata le ha ido bien -añadió- cuando el país ha pensado en la producción y cuando el país ha pensado en el mercado interno?.

Acto seguido, el presidente del Coloquio, Alberto Schuster, entregó una donación a Cáritas Diocesana como forma de agradecimiento a la ciudad, para que se realicen obras de ampliación del hogar Nazaret.

Después tomó la palabra el periodista José "Pepe" Eliaschev, que ofició de moderador en la sesión plenaria "Consensos y Políticas de Estado para la competitividad". El debate empezó con las palabras del ex senador Rodolfo Terragno, quien consideró ?necesario arribar a acuerdos multipartidarios para transformar la Argentina?, aunque aclaró que ello ?no implica un intento de armar una coalición?.

?Mi impresión -señaló Terragno- es que la Argentina está mucho peor de lo que creemos y que la solución es mucho más fácil de lo que imaginamos?.

Por otra parte, anunció que pedirá ?formalmente? una entrevista con la presidente Cristina Fernández de Kirchner para propiciar consensos aunque aclaró que ?eso no significa hablar de cualquier cosa ni de la coyuntura, sino para ver su disposición al diálogo? (ver página 3).

?No puede haber temas excluyentes -añadió-, uno no puede presumir que el otro se va a negar, tiene que hacer todos los acuerdos posibles. Si uno no pone voluntad, tenacidad, perseverancia, paciencia, esto no se puede lograr?.

Ya metido de lleno en el tema económico, el ex jefe de Gabinete de la Alianza reseñó que el país ?debería crecer ininterrumpidamente al 5 por ciento anual para tener en el 2023 el ingreso per cápita que Croacia tiene hoy y en el 2027 que España tiene hoy?.

Asimismo, especificó que se necesita ?del sector privado una mucho más fuerte inversión en investigación y desarrollo porque el aumento de la competitividad depende de eso?, a la vez que calificó a los problemas de Argentina de ?estructurales, no son coyunturales?.

?En ese proceso de transparencia -agregó- es indispensable un esfuerzo colectivo porque la corrupción es bipartita. Se debe impulsar la reforma gradual y racional del sistema tributario para corregir los problemas sociales. La pobreza no es una cifra?.

En su opinión, la pobreza tiene consecuencias ?muy importantes en todo el espectro social, afecta desde la seguridad hasta la productividad? y no dudó en calificarla de ?inmoralidad colectiva, un atentado a la productividad y la competitividad de una sociedad?.

?En Argentina -precisó- el 10 por ciento más rico se lleva el 37,3 de la riqueza y el 10 por ciento más pobre se lleva el 1,2 por ciento, lo que constituye una diferencia de 31,6 puntos mientras que en Estados Unidos es de 15,9 y en Noruega de 6,1?.

Consensos por 15 a 20 años

Por su parte, el ex presidente Eduardo Duhalde aseguró que el país necesita de ?políticas de Estado por 15 ó 20 años, para darles seguridad a todos los sectores? y consideró que ?los liderazgos muy fuertes son renuentes a acuerdos?.

En ese sentido, recordó que ?nunca en la Argentina se inauguró un período presidencial con políticas de Estado y Argentina las necesita, que las comience un gobierno y las termine otro. La calidad institucional tiene una importancia fundamental?.

?Argentina necesita -argumentó- llegar al próximo gobierno dejándole claramente a los argentinos establecido qué vamos a hacer en cada uno de los temas importantes y trascendentes. Hay que decidir acuerdos, esa es la mirada superficial. La mirada verdaderamente profunda es si los argentinos quedamos atrapados en la escatología de los últimos años del siglo XX o decidimos entrar al siglo XXI con todo lo que significa?.

Asimismo, consideró que ?para lograr estos acuerdos el núcleo duro son los partidos políticos, empezando por el de mayor significación, pero tratando de agregar al resto para acordar políticas por 15 ó 20 años, dándole seguridad a todos?.

Por otra parte, advirtió la necesidad de cambiar ?el más perverso de los sistemas institucionales que es el presidencialista, por el parlamentario que ha triunfado en la mayoría de los países europeos que venían de dictaduras y grandes personalismos?.

?En Latinoamérica -dijo- el presidencialismo siempre funcionó mal. El presidente se terminaba convirtiendo en hegemónico y pasaba por encima de los otros dos poderes y así después venían las dictaduras?.

Al referirse a la reforma política presentada por el gobierno, reseñó que ?en la Argentina nunca ganó una elección democrática un hombre que no haya surgido del radicalismo o justicialismo. No estoy de acuerdo que una ley, de un día para otro, les diga a los partidos que están evolucionando, como el socialismo en Santa Fe o la fuerza de Pino Solanas, que ya en la próxima elección no pueden participar?.

Por último, consideró que ?somos un país federal con grandes desigualdades. Con tristeza florecen countries y villas por igual. El federalismo debe ir al socorro inmediato de las provincias que generan expulsión. La recreación de un federalismo que funcione es un tema central en el que tenemos que ponernos de acuerdo?.

Ya en horas de la tarde, se trataron temas como "Inserción Internacional de la Argentina, factor clave para el progreso" e "Infraestructura para la competitividad". El cierre nocturno estuvo a cargo del ex presidente de Perú, Alejandro Toledo, quien durante la jornada de la víspera atrajo el interés d elos asistentes al Coloquio junto con su ex colega de Colombia César Gaviria.

Comentá la nota