Definían cargos clave en la Justicia rionegrina

Las vacantes creadas de Defensor General y Fiscal General, un juez Civil y otros, se dirimían en controvertida sesión del Consejo de la Magistratura. El legislador Soria se retiró con quejas.

VIEDMA (AV)- El ex integrante del Superior Tribunal de Justicia Edgar Echarren continuaba anoche, al cierre de esta edición, defendiendo su postulación al cargo de Fiscal General del Ministerio Público, en una maratónica reunión del Consejo de la Magistratura que comenzó a las 16, con posibilidades de extenderse hasta la madrugada.

El saludable procedimiento de exposición de los proyectos e ideas de los postulantes a los cargos vacantes -algunos nuevos y otros vacantes- se vio empañado por la denuncia del legislador y consejero Martín Soria de supuestas maniobras tendientes a designar funcionarios cercanos al oficialismo provincial.

Sorpresivamente, los consejeros abogados representantes del Colegio de Abogados de esta capital encabezados por Fernando Ruiz propusieron modificar la metodología de calificación de los candidatos. En lugar de promediar los puntajes dado por cada consejero, Ruiz propuso que se mocionen puntajes y se voten.

A pesar de la oposición de la procuradora general, Liliana Piccinini -quien dijo no entender qué transparencia y eficiencia aportaba ese sistema a diferencia del utilizado en anteriores designaciones en las otras circunscripciones-, y de Soria, los abogados y los legisladores oficialistas Adrián Casadei y Adrián Torres votaron a favor. El presidente del Consejo, Luis Lutz, se abstuvo.

Soria optó, entonces, por levantarse de la reunión y emitió un duro comunicado en el que consideró la reunión como "una farsa montada por el Gobierno". Explicó que, "una vez superada la instancia de recusaciones e impugnaciones presentadas, los miembros del Colegio de Abogados de Viedma en complicidad con los representantes del oficialismo propusieron romper con el mecanismo de calificación de la entrevista personal implementado en todos los concursos celebrados a la fecha en la provincia. Una burda maniobra con el objeto de seguir designando a dedo funcionarios judiciales".

Ironizó "que sin temor a equivocarme y aún habiéndome retirado de la reunión, estoy en condiciones de felicitar a los Dres. Echarren, Rosso y Custet y le pido disculpas a los restantes concursantes y a la sociedad rionegrina por la farsa a la que vienen siendo sometidos por este Gobierno corrupto".

Anoche, Echarren, postulante a fiscal general, tras resumir su trayectoria de 50 años en el derecho, intentó responder el cuestionario de la procuradora Piccinini acerca del futuro rol que le tocaría cumplir de acceder al cargo. Varias de las preguntas de Piccinini quedaron sin respuesta.

Tras la exposición de Echarren continuaba la de su oponente Carlos López. Durante la tarde se presentaron para ocupar el cargo nuevo de defensor general Rita Custet, Nieves Falasconi y Eduardo Rosso mientras que para la Secretaría de Superintendencia de la Procuración lo hicieron Rosso y Custet y Daniela Maza.

Restaba la presentación de Rosana Calvetti, María Luján Ignazi y Eduardo Roumec, postulantes al cargo de juez Civil que dejó vacante Alejandro Moldes.

Para los primeros cargos hubo puntajes, que no trascendieron.

Comentá la nota