Definen la semana que viene qué harán con la intendencia

La definición sobre qué actitud tomará el intendente de Rawson y diputado nacional electo, Mauricio Ibarra, con respecto a su futuro laboral, seguirá en duda hasta la semana que viene en función de lo que ocurra mañana en el Congreso Nacional donde debe jurar. En Rawson la disputa es por el cargo que asumiría Mary Mateo si hay renuncia. En tanto el Conejo Deliberante eligió a sus autoridades.
Si Mauricio Ibarra renunciará a la intendencia o si pedirá permiso, es la cuestión del momento en Rawson, donde ayer, en la sesión del Concejo Deliberante, el tema quedó para la semana que viene.

El tema que venía tranquilo se complicó esta semana cuando ingresó a la Comisión de Peticiones y Poderes de la Cámara de Diputados de la Nación una nota firmada por dos militantes del Frente para la Victoria de San Juan, Rody Montaño y Ricardo Reiloba, identificados en Rawson como "integrantes del espacio interno del diputado Juan Carlos Gioja", en la que advierten sobre una incompatibilidad en la intención de retener la intendencia y asumir como legislador nacional.

Esto es así porque Ibarra debe jurar mañana a las 17.00 en el recinto como diputado nacional, pero no se sabe si la comisión que preside el tucumano Gerónimo Vargas Agnesse, y que tiene mayoría del Frente para la Victoria, emitirá algún dictamen sobre la presentación. A pesar de intentar saber qué es lo que ocurre en este sentido no hubo ningún tipo de respuesta sobre el tema, por lo que el misterio se develará en estos días.

Ibarra ya tiene todos los trámites previos terminados en el Congreso y desde el lunes está instado en Buenos Aires definiendo su futuro, para lo cual, según dijeron ayer en la municipalidad, ya cuenta con el aval de los presidentes de los bloques opositores como Federico Pinedo del PRO, Miguel Angel Solá del PJ disidente y Adrian Pérez de la Coalición Cívica que, junto a otros referentes, le garantizaron que jurará sin problemas.

El principal apoyo de Ibarra es un antecedente de hace unos años, por el que el ex intendente de Campo Quijano de Salta, Carlos "Querubín" Sosa, asumió como diputado nacional y pidió licencia en su departamento.

Por eso, el tema por ahora está en proceso de definición en Buenos Aires y en función de ello se determinará lo que pase con el sillón de la intendencia.

El Concejo y su composición

En tanto en el Concejo Deliberante, donde "el ibarrismo" tiene quórum y mayoría propia, todos tienen claro que la embestida política del oficialismo provincial y que los seguidores de Ibarra quieren resistir, es que si renuncia el intendente y su cargo lo asume el presidente del Concejo, Gustavo Rojas, el lugar de concejal lo ocuparía Mary Mateo, una veterana dirigente justicialista alineada con la gestión de José Luis Gioja y que de inmediato se sumaría al bloque opositor de Pablo García Nieto, Silvia Pérez y Aydeé Baez.

Aunque la renuncia o el pedido de licencia ayer no se trató en el Concejo, el tema estuvo subyacente durante la sesión. Los concejales oficialistas dijeron que la cuestión está a punto de definirse y recordaron que no hay apuro, ya que en Rawson el Concejo delibera hasta el 30 de diciembre y regresa a trabajar el primero de febrero, en virtud de la Carta Orgánica Municipal que se sancionó el año pasado.

La sesión de ayer terminó ratificando a Gustavo Rojas como presidente y futuro intendente en cualquiera de las posibilidades que tiene Ibarra para definir, Daniel Poblete será el vicepresidente primero y José Ruiz Botella el vicepresidente segundo, a pesar de que previamente el bloque del Frente para la Victoria reclamaba la segunda vicepresidencia, pero no insistió a la hora de la sesión.

Comentá la nota