Definen pago anticipado a tenedores de Boden 2012

No incluirá canje de papeles. Estiman ahorrar hasta 120 millones de dólares
El Gobierno planea anunciar la próxima semana una licitación para los tenedores de Boden 2012 que decidan anticipar el cobro del cupón que vence el próximo 3 de agosto, según dejaron trascender ayer fuentes oficiales.

Así, dos meses antes de que expire el plazo para que el Gobierno haga frente al pago de estos compromisos, quienes posean este título podrán realizar ofertas aceptando percibir montos menores a cambio de cobrar de manera anticipada.

En los pasillos de la Casa Rosada no dejan de hacer cálculos de cuánto será el ahorro que se lograría. Los pronósticos van desde u$s 65 hasta u$s 115 millones, cifras que equivalen a un 3% y un 5% del pago total sin descuento.

Desembolso

Cabe señalar, que de no llamar a esta licitación el 3 de agosto, fecha de vencimiento del pago del cupón del Boden 2012, el Gobierno debería desembolsar alrededor de u$s 2.251 millones, lo que representa el vencimiento más fuerte del año.

El ahorro final que logre el Gobierno dependerá de la tasa de corte a la que se concrete la operación. Esta tasa marcará cuánto por debajo cobrarán los tenedores del BODEN 2012 por hacerse del efectivo 60 días antes del vencimiento original.

En el Gobierno evalúan que lanzar esta licitación implica una jugada en la que, de una u otra manera, va a salir favorecido (precisamente a semanas de las elecciones). Esto es porque, si se presentan muchos bonistas a la licitación, lograrán pagar un monto menor y así ahorrarse los dólares que escasean. Pero, por otra parte, si son pocos los que aceptan cobrar menos 60 días antes, podrán justificar que ahora los inversores no dudan de la capacidad de pago de la Argentina.

A diferencia de las versiones que circulaban con anterioridad (que afirmaban que al presentarse habría que adherirse a la condición de cambiar los cupones que restan pagar, que vencen entre 2010 y 2012, por un papel de mayor plazo), la licitación que lanzará el Gobierno para pagar con anticipación el cupón que vence el 3 de agosto no incluye un canje de títulos.

En sí, no es que el Gobierno haya tenido mucha opción en la decisión de no obligar a canjear los cupones por nuevos bonos. Si se hubiera optado por exigir a los bonistas cambiar los papeles, la tasa de los nuevos títulos habría sido de más del 30%, lo que significa pagar intereses mayores de lo que los Boden 2012 lo hacen actualmente.

La Secretaria de Finanzas, a cargo de Hernán Lorenzino, aspira no sólo a generar expectativas favorables entre los inversores, sino a despejar dudas sobre la capacidad de afrontar los compromisos financieros que restan, fundamentalmente después del resultado electoral del 28 de junio.

Los números fiscales reflejan lo apretado de la situación de la Tesorería por lo que todos los cañones apuntan a postergar principalmente pagos a proveedores, priorizar el gasto electoral, y recurrir a toda fuente de ingresos posible. La orden desde el alto mando del Ejecutivo es aguantar hasta el 28 y después se verá, pero es imperioso atravesar estas semanas preelectorales sin mayores sobresaltos.

Comentá la nota