Definen obras prioritarias para el servicio energético

Entre los trabajos que se pondrán en marcha figura un distribuidor para el casco céntrico y la reactivación de las obras contenidas en el plan director que ejecutaba EDECAT.
Mientras la empresa EDECAT continúa intervenida y el Gobierno estudia cómo seguirá la prestación energética, el área de Servicios Públicos definió obras esenciales para mejorar la distribución en la Capital, una zona especialmente crítica en la provincia, que pretende comenzar en los próximos meses con miras al próximo invierno. Los trabajos contemplan la reactivación del plan director que la distribuidora venía ejecutando con el dinero que le reconoció el Estado provincial en concepto de deuda de municipalidades y organismos públicos, una cifra superior a los 30 millones de pesos.

Ese plan abarca distintas tareas que podrían mejorar mucho la prestación: desde nuevos tendidos de media tensión, distribuidores a una estación transformadora.

De acuerdo a lo que dijo el titular del área, Rafael Assante, una de las tareas será culminar la línea que sale desde la planta de rebaje del barrio 9 de julio hasta el centro, actualmente frenada por distintos factores.

El funcionario dijo que el plan tiene un 60 por ciento de ejecución desde el punto de vista financiero, pero sólo un 30% en lo físico, y mencionó que la discrepancia está dada por los cinco millones de pesos que el Gobierno le adelantó en 2007 a EDECAT para que pague facturas de CAMMESA, la administradora del mercado mayorista eléctrico.

Assante dijo que dentro del plan de obras figura un distribuidor para el casco céntrico y eventualmente una instalación de transformación de 33 Kv a 13,2 Kv en el predio de la vieja estación de trenes. Para ello estaría en conversaciones con el municipio capitalino.

"Estamos enfrascados en las obras sustanciales que nos van a permitir elevar los niveles de distribución", dijo el funcionario, y comentó que la idea es que las tareas comiencen en febrero para tenerlas listas durante la época de consumo elevado por el invierno.

Indefinición

La intervención de EDECAT se realizó a finales de octubre, y de acuerdo a la normativa vigente, la Provincia debería poner a la venta la mayoría accionaria en un plazo de 120 días. La mitad de ese plazo se está por cumplir y hasta ahora no hay ninguna decisión en contrario. Esto podría significar que la venta se haga a otra empresa privada. Sin embargo, hay presentado en Diputados un proyecto que propone la expropiación de esas acciones, por lo que también se analiza ese posible escenario. De todas maneras, se estudia la posibilidad de que el servicio se reestatice.

Comentá la nota