Definen un nuevo plan de obra pública

El gobierno de Jorge Sapag realiza una nueva determinación de la obra pública a realizar durante lo que queda de este año, en función de la redirección de algunos recursos para atender reclamos salariales y del impacto del precios de las commodities en los fondos que recibe la provincia en concepto de regalías y coparticipación.
Tanto el petróleo como la soja (las provincias reciben una parte de las retenciones de sus exportaciones) generan recursos para Neuquén.

Según las directivas que dio Sapag, en 10 días debe estar listo el nuevo presupuesto de las obras públicas primordiales. Hay algunas que tienen financiamiento propio, como las de los bonos en dólares que emitió el gobierno anterior, pero los efectos de la inflación hicieron que en todos los casos hubiera que reconocerles mayores costos a las contratistas.

El gobernador también instruyó, según contó una fuente a este diario, a sus funcionarios para que se trabaje codo a codo con el gobierno del intendente Martín Farizano en Neuquén con el fin de alcanzar una urbanización de la meseta de tal magnitud que ayude a dar una solución al déficit de viviendas que vive la capital.

Comentá la nota