Definen el PJ K

Abatido por la derrota electoral en la Provincia el pasado 28 de junio, el ex presidente Néstor Kirchner tomó la decisión de abandonar la presidencia del PJ para dejarle el hierro caliente al más incondicional de sus aliados y compañero de lista: Daniel Scioli.
Fue una señal de retroceso ante el creciente desprestigio de su imagen. Pero la intención duró poco. A sólo cuatro meses de la caída en las urnas, Kirchner volverá a conducir el partido.

La decisión se tomará hoy a las 20 en la residencia del gobernador bonaerense en La Plata. Allí se volverá a reunir el Consejo nacional del PJ, tras varios meses de inactividad para rechazar la renuncia presentada por Kirchner a la conducción nacional del peronismo.

"Yo personalmente se la voy a rechazar, como hay muchos otros compañeros que no están de acuerdo en que él (por Kirchner) se aleje de la conducción del PJ", confirmó ayer el titular de la CGT, Hugo Moyano, consejero bonaerense.

Aunque no asistiría a la reunión de hoy, la decisión de reasumir en el PJ ya habría sido tomada por el ex presidente, a pesar de que en el Gobierno muchos lo desaconsejan (como el ministro del Interior, Florencio Randazzo). Esa postura busca privilegiar las alianzas con la centroizquierda que contribuirán a mantener la mayoría parlamentaria tras el recambio del 10 de diciembre. Sin embargo, Kirchner se quedaría con el apoyo de los intendentes del Conurbano y de sindicalistas como Moyano antes que con esos aliados.

Detrás del cambio de opinión de Kirchner frente a la conducción del PJ está la intención de darle pelea a Eduardo Duhalde, quien junto a Francisco De Narváez y otros peronistas disidentes ya preparan la disputa por el sello partidario de cara a las presidenciales de 2011.

En tanto, desde el peronismo opositor, el gobernador de Chubut y antiguo aliado de Kirchner, Mario Das Neves, confirmó ayer (un día antes de la reunión del Consejo) que renuncia a su cargo de secretario de Organización del PJ nacional.

Comentá la nota