Definen el manejo de los embalses de la región, ante la alarmante sequía.

Se prevén ahorros de agua e inversiones para el riego y la investigación.
En un contexto de sequía alarmante en todo el país, el comité ejecutivo de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) estuvo esta semana en Capital Federal para diagramar el Programa de Acción 2009 entre la Secretaría de Ambiente de Nación, la Secretaría de Energía y la administradora del mercado mayorista eléctrico Cammesa.

El programa toma como base la solidaridad entre los organismos para lograr un trabajo en conjunto a nivel nacional, y tiene dos ejes: el ahorro de agua y la seguridad de las represas de la cuenca Limay.

En representación de Neuquén estuvo Elías Sapag, miembro de la AIC por la Provincia, junto a Horacio Collado, superintendente del Departamento Provincial de Aguas (DPA) rionegrino, -quien asumió la presidencia del comité ejecutivo del organismo este año, cargo que en el 2008 ocupó el hermano del gobernador- y los representantes de Buenos Aires y Nación.

En 2008 la decisión fue guardar agua en los embalses neuquinos para afrontar los calurosos días del verano, cuando se dispara el consumo de electricidad por el encendido de los aires acondicionados de los grandes centros urbanos del país.

En estos días es cuando las hidroeléctricas del Comahue sostienen el sistema eléctrico nacional, siempre al borde del colapso por la alta demanda.

Debido a la política de almacenar agua, los embalses del Limay están casi al tope. Ayer Alicurá se encontraba a 32 centímetros de su máximo normal, Piedra del Águila a 93 centímetros, Pichi Picún Leufú a 1,35 metro, y El Chocón a 1,48 metro.

Este mes, el embalse de El Chocón tiene 11 metros más de agua que en enero de 2008, cuando se venía de un año de sequía.

El último informe de la AIC indica que en los primeros cuatro meses de 2009, particularmente en el río Limay, la operación de los embalses “estará caracterizada por propiciar una mayor acumulación en el embalse de Piedra del Águila. Tal operación mejorará la respuesta del sistema eléctrico frente a circunstancias imprevistas, sin comprometer las reservas”.

“En febrero los niveles bajarán abruptamente entonces tenemos que mantener la mayor cantidad de agua en los embalses, sobre todo por la enorme sequía que afecta a todo el país”, sostuvo Elías Sapag en comunicación con La Mañana de Neuquén.

El ex presidente de la AIC –cargo que se rota anualmente entre sus integrantes- manifestó que hay que concientizar a la sociedad acerca del consumo de agua ya que el ahorro debe realizarse en todos los niveles.

“La gente tiene que aprender a utilizar racionalmente el recurso y debe reconocer que la mayoría de las provincias del país están pasando por una situación de sequía extrema y que esta zona es la única que tiene agua porque las represas funcionan muy bien y hay políticas correctas de ahorro”, expresó.

- Ahorrar -

Hasta mayo, la AIC restringirá las erogaciones de agua en Arroyito y Planicie Banderita, luego irá liberando el recurso para que los embalses comiencen a ser llenados nuevamente.

“Tenemos que coordinar las necesidades entre la energía, el riego y el consumo de agua residencial”, expresó Elías Sapag quien destacó que no se afectará al productor en las políticas de ahorro que están desarrollando.

“Entre el conflicto que están teniendo los productores de fruta, la sequía y la crisis ya tienen demasiado, nosotros no vamos a colaborar en esta situación y el riego no se afectará para no ocasionarles más problemas”, afirmó el funcionario.

Comentá la nota