Definen los lugares para nuevos pozos de agua

El sector más apto se encuentra detrás del Complejo Zurita. Allí están realizando estudios para determinar la ubicación de las perforaciones. En las primeras horas de ayer, se normalizó la provisión del servicio
Con la finalidad de disponer de nuevos pozos de extracción de agua, se están realizando estudios en un sector que presenta las condiciones más aptas, ubicado "hacia atrás del Complejo Zurita", a unos siete kilómetros de la ruta 228. La Municipalidad contrató los servicios de la Universidad Nacional del Centro, para que "a través del Instituto de Hidrológica de Llanuras, con equipamiento básico y personal propio, realice un estudio hidrogeológico de detalle" en la mencionada zona.

Entre otras tareas, el estudio incluye sondeos eléctricos, tomografías eléctricas y "la dirección técnica de un pozo exploratorio de 80 metros de profundidad con toma de muestras litológica metro a metro, perfilaje eléctrico del pozo y ensayo de bombeo con toma de muestras de agua". El plazo estimado para cumplir con todos los trabajos es de 40 días. De esta manera, se podrá determinar el lugar en que se deben efectuar entre 4 y 6 perforaciones, tendientes a ampliar el servicio que abarca en la actualidad un total de 20 pozos (de los cuales 19 están en funcionamiento).

El convenio con la Universidad del Centro rige desde hace aproximadamente dos años y en la primera etapa, tuvo como objetivo evaluar el sector más favorable de Tres Arroyos para la extracción de agua potable.

Los pozos que se construirían el año próximo, de acuerdo a lo previsto, tendrán 80 metros de profundidad. La obra abarca además una cisterna de almacenamiento, una estación de bombeo y un acueducto hasta interconectar con la red existente en la ciudad.

La Municipalidad informó que las perforaciones y encamisado de pozo lo está efectuando la empresa Amand de Mendieta de Tandil, mientras que el Instituto de Llanuras tiene a su cargo el "perfilaje eléctrico" y la toma de muestras litológicas.

Alcances

El secretario de Obras Públicas, Roberto Aranegui, planteó que "se han hecho perforaciones en distintos sectores en una primera etapa, el agua más apta está hacia atrás del Complejo Zurita. Ahora estamos puntualizando el lugar más conveniente para las perforaciones definitivas".

Con respecto a los costos estimados, indicó que "cada pozo en los valores actuales se ubica entre 170.000 y 180.000 pesos. Después hay que hacer la cisterna y el acueducto, ver la altimetría del lugar. Es una inversión importante que todavía no está definida". Para la financiación, "habitualmente se trabaja a través de la Provincia, pero seguramente se requerirán fondos nacionales mediante un crédito accesible para que la obra se amortice en un período importante de años".

Dijo que el pozo exploratorio forma parte de "una planificación que lleva ya dos años aproximadamente. Lo siguiente será llevar las perforaciones adelante. Se va a trabajar sin perder tiempo, la idea el año que viene es avanzar con la obra final".

Campaña

Aranegui sostuvo que uno de los 20 pozos con que cuenta Tres Arroyos "se dañó y ya se hizo el concurso de precios para repararlo; está en Domingo Vásquez al 1300. El resto de los pozos están con las instalaciones en perfecto funcionamiento".

Los inconvenientes de abastecimiento determinaron que el jueves se interrumpieran las clases en el Colegio Holandés, entre otras consecuencias. "Hubo un elevado consumo durante días de gran calor, aumentó considerablemente -argumentó-. Se ha utilizado el agua en riego, en lavado, en llenado de piletas; un comentario que tenemos es que se observaba mucha gente lavando veredas no en los horarios que corresponde, que es de 20 a 8. A raíz de eso vamos a instrumentar una campaña para el uso debido y racional".

La situación se normalizó en las primeras horas de ayer. "A las seis de la mañana ya teníamos 22 metros de columnas de agua, estaba la torre tanque completa, con lo cual se garantiza que el servicio estaba llegando a todos los domicilios. No he recibido más pedidos o denuncias", subrayó. En este contexto, planteó que "es importante tener un tanque de reserva en las viviendas, sobre todo en edificios de departamentos. Asegurarse de tener la reserva a niveles de terrenos, cisternas y elevar con bombas el agua a cada departamento".

Finalmente, expresó que "en la actualidad tenemos asegurado el servicio para el consumo habitual" y sobre la incidencia de los pozos que se construirían a partir de 2009, los calificó como "un plus que nos va a permitir ir usando en forma alternativa cada pozo, cada sector, mejorar en definitiva el servicio. Van a quedar superadas las contingencias incluso con un pico de consumo, como hemos tenido en estos días".

Comentá la nota