Definen los detalles del plan para el agro

Pasado mañana, la Presidenta ampliará los anuncios de principios de mes y podría confirmar la baja de retenciones de 5 puntos a la soja
Pasado mañana, en la residencia de Olivos, cerca de las 11, la presidenta Cristina Kirchner anunciará otro paquete de medidas para el campo y la agroindustria. Las invitaciones, que entre las representaciones empresariales del sector fueron selectivas, ya fueron distribuidas.

En los últimos días, las expectativas de productores, industriales y exportadores fueron creciendo en la medida en que se conocieron algunos de los lineamientos del anuncio. Además de la baja de 5 puntos porcentuales en las retenciones a la soja y al girasol, también se anunciarían medidas para la cadena de ganados y carnes.

Sobre este plan, tal vez el primero de la era kirchnerista dirigido específicamente al sector agropecuario, trabajarán durante este fin de semana varios funcionarios, entre ellos, los secretarios de Agricultura, Carlos Cheppi, y de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Lo que está confirmado es que la Presidenta volverá sobre los anuncios ya hechos el 4 de este mes y comunicará la efectivización de la baja de 5 puntos en las retenciones al trigo y al maíz. En ese contexto, dará detalles de los planes Maíz Plus y Trigo Plus, que prevén la rebaja de un punto en las retenciones por cada millón de toneladas adicionales que se produzcan por encima de los 13 millones de toneladas en el caso del trigo, y de 15 millones de toneladas, en el del maíz. La productividad, el tamaño del campo y la distancia de los puertos exportadores serían tenidos en cuenta en el diseño de estos programas, con los cuales el Gobierno espera aumentar la cosecha de cereales, porque esta campaña será sustancialmente menor.

Por la sequía, las restricciones para exportar y el control de precios, la próxima cosecha de trigo apenas llegaría a los 9 millones de toneladas y será la peor en más de una década. En cambio, con más de 17 millones de hectáreas, la soja ocupará una superficie sembrada récord. La baja de retenciones a la soja y al girasol podría ser mayor para sus subproductos, el aceite y la harina. Según pudo saberse, podrían incluir algún tipo de segmentación, algo reclamado por buena parte del ruralismo.

También habría definiciones sobre la idea oficial de recuperar unos 600.000 terneros de tambos que, al no ofrecer una alternativa de negocio rentable, actualmente se regalan o sacrifican. La letra chica de ese plan fue definida por Moreno y contemplaría nuevos subsidios para los tamberos que lleven esos animales a los 170 o 190 kilos, un peso en el que podrían ingresar en los feed lot, un sector en crisis que también accedería a algún tipo de compensación. El Gobierno tendría el compromiso de los frigoríficos exportadores -todos fueron invitados al acto de pasado mañana- de comprar esos animales.

Para el sector cárnico, la Presidenta también podría anunciar algún tipo de flexibilización de las exportaciones, actualmente cuotificadas a no más de 500.000 toneladas anuales y siempre que se cumpla con un "encaje" que obliga a tener permanentemente un stock del 75% de las cámaras de frío para ser destinado al mercado interno. Ese "inventario mínimo" podría ser menos exigente.

Sin estridencias, el secretario Cheppi recorrió la semana pasada los países árabes que ya había visitado junto con la Presidenta. Aunque en la Secretaría a su cargo no brindaron información, también podría haber novedades en el plano comercial.

Las invitaciones cursadas a empresas y cámaras de la industria de los fertilizantes y de la sanidad animal abrieron las especulaciones en torno de eventuales medidas que tiendan a estimular la compra de estos productos.

Este año, entre maíz y trigo se sembraron casi 2 millones de hectáreas menos que en 2007, lo que sumado a los elevadísimos precios de los productos tuvieron como resultado una caída de la comercialización de fertilizantes de alrededor de un millón de toneladas.

Al cierre de esta edición, las entidades que integran la Comisión de Enlace del agro no habían sido invitadas al acto. Tampoco otras organizaciones técnicas, que han mantenido un perfil bajo en lo político, habían sido notificadas.

Comentá la nota