Definen como dramático el cuadro financiero de algunos municipios

Definen como dramático el cuadro financiero de algunos municipios
Santa Fe. "El cuadro de situación de muchos municipios y comunas santafesinas es terminal. Si esto no se revierte en el corto plazo, hay administraciones que en marzo literalmente deberán cerrar sus puertas porque caerán en cesación de pagos y no podrán seguir funcionando". La cruda descripción de un conspicuo sindicalista deslizada a los oídos de un alto funcionario de la administración Binner días atrás se compadece fielmente con un paper que circula en los principales despachos de la Casa Gris.
Allí se describe con exhaustividad el crítico estado de las finanzas de los gobiernos locales, producto del cóctel explosivo de la crisis financiera internacional y la inusitada sequía con sus consecuentes estragos en la industria agroalimentaria y el campo.

En los casos de las municipalidades de Coronda, Ceres y Granadero Baigorria el documento describe que, como denominador común, presentan un "déficit estructural y endeudamiento superior a su capacidad presupuestaria". En tanto, otras 20 municipalidades, entre las cuales se cuentan Capitán Bermúdez, Pérez, Fray Luis Beltrán y Roldán en la zona del Gran Rosario "se encuentran al límite de la capacidad operativa" en razón del alto endeudamiento. Y el "el costo de funcionamiento supera los recursos corrientes incrementándose sus déficit en forma mensual".

Como anticipó LaCapital, en la semana que se inicia intendentes y representantes de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) se reunirán en Santa Fe para analizar y buscar alternativas que permitan afrontar este delicado cuadro de situación.

En rojo. De acuerdo al relevamiento al que tuvo acceso este diario, la Municipalidad de Granadero Baigorria mantendría deudas salariales desde abril de 2008 (la Municipalidad lo niega), además de una deuda de retenciones sociales y sindicales, mientras la administración intenta renegociar con sus proveedores. Todo ello en el marco de una importante baja en la percepción del Derecho de Registro e Inspección de los sectores metalmecánicos de la región, afectados por la crisis.

En Coronda, cabecera del departamento San Jerónimo, el endeudamiento estimado supera la recaudación mensual del municipio, que viene abonando los salarios en cuatro o cinco cuotas. En esa población el sindicato ha denunciado la falta de aplicación de la política salarial establecida en paritarias, lo que ha generado medidas de fuerza.

No es muy distinta la realidad de Ceres, ciudad del norteño departamento San Cristóbal, donde tampoco se está cumpliendo el último acuerdo paritario, y los salarios se pagan fuera de término. La deuda con proveedores y cheques emitidos sin cubrirse generan un importante déficit financiero.

Más allá de la situación descripta en esos tres municipios, otras 20 municipalidades se encuentran “al límite de la capacidad operativa”. En la lista figuran Cañada de Gómez, Capitán Bermúdez, Carcarañá, Fray Luis Beltrán, Gálvez, Las Rosas, Pérez, Reconquista, Roldán, Rufino, San Javier, Santo Tomé y Villa Ocampo.

   Mientras, los intendentes siguen gestionando adelantos de coparticipación a la provincia “para poder seguir funcionando”, como el caso de Capitán Bermúdez. En la ciudad del cordón se logró cumplimentar el pago de haberes exclusivamente mediante la utilización de esos recursos. Y en muchos casos la situación se vio aliviada con la percepción de la cuota extraordinaria de la patente automotor.

    Pero así todo, en Cañada de Gómez, por ejemplo, se está financiando el presupuesto “con endeudamiento de su propia Caja de Jubilaciones, en Gálvez “hace tres meses que no se puede cumplir con la política salarial”, en Las Rosas “el intendente Ponzio ha decretado la emergencia económica en dos oportunidades”, y Pérez acumula una deuda salarial de alrededor de 700 mil pesos”, afirma el documento al que tuvo acceso este diario.

Comentá la nota