Define el Senado la validez de la fe de erratas en la ley de medios

Los presidentes de los bloques lo resolverán este mediodía; fuerte embestida opositora
La suerte de la ley de radiodifusión podría comenzar a definirse hoy, cuando los presidentes de los 22 bloques del Senado se reúnan para definir la validez de la fe de erratas emitida por la Cámara de Diputados, instrumento que le sirvió al Poder Ejecutivo para promulgar la norma con correcciones que el oficialismo se había negado a realizar cuando el proyecto se discutió en la Cámara alta.

Como nunca antes una reunión de Labor Parlamentaria tendrá tanta trascendencia. La razón es que en el encuentro previsto para este mediodía podría resolverse la nulidad del documento, que sirvió de base a la Casa Rosada para dictar el decreto de promulgación de la ley.

La postura de la nulidad es sostenida por el radicalismo y representantes de otras fuerzas, como los senadores Carlos Rossi (Partido Nuevo-Córdoba) y Samuel Cabanchik (Proyecto Buenos Aires Federal-Capital). El kirchnerismo, en tanto, se resiste a aceptar esa posibilidad e insiste en que la fe de erratas es un instrumento habitual y perfectamente legal.

El problema para el oficialismo es que si el documento llegara a ser declarado nulo, podría quedar bajo sospecha la validez misma de la ley, sancionada por el Senado el pasado 10 del corriente, lo que abriría un capítulo más en la lucha legal que, según se anticipa, rodeará la aplicación de la norma.

Este debate, como telón de fondo, tiene, además, el apuro del Poder Ejecutivo por poner en marcha los mecanismos previstos en la norma. En virtud de esa directiva, ayer el bloque kirchnerista del Senado designó a sus representantes en la comisión bicameral creada por la ley. Lo mismo había hecho el jueves último la bancada oficialista de la Cámara de Diputados.

Sin embargo, la oposición se niega a aceptar los tiempos kirchneristas. Ayer, el jefe del bloque de diputados macristas, Federico Pinedo (Pro-Capital), elevó una nota al presidente de la Cámara baja, el kirchnerista Eduardo Fellner (Jujuy), en la que le plantea que la comisión debería integrarse con la nueva conformación del Parlamento, es decir, a partir del 10 de diciembre próximo. El senador Gerardo Morales (UCR- Jujuy), por su parte, supeditó la integración de ese cuerpo a la resolución del affaire de la fe de erratas.

Es Morales, precisamente, quien salió a agitar el fantasma de la nulidad del documento, postura que planteará en la reunión de Labor Parlamentaria. La semana pasada, su colega Cabanchik había planteado el rechazo al decreto de promulgación por considerar que había adulterado la ley sancionada por el Senado.

Ese texto fue aprobado con severos errores en la remisión que en dos artículos (95 y 124) se hace a otras tantas cláusulas de la ley. La fe de erratas de la Cámara baja intenta subsanar esa incongruencia.

Sin embargo, Morales sostiene que ese documento excede las facultades que la Cámara baja le concedió a Fellner, al permitirle renumerar los artículos y corregir errores ortográficos. Pero eso no es todo. La oposición también cuestiona el trámite legislativo seguido por la fe de erratas. Es que el documento llegó al Senado 22 días después de que el proyecto fuera aprobado por la Cámara de Diputados y de que la Secretaría Parlamentaria se hubiera tomado cinco días para pasarlo en limpio.

Además, cuando la fe de erratas ingresó en el Senado, el 9 de octubre, en pleno debate de la iniciativa, el secretario parlamentario, Juan Estrada, no se lo comunicó al cuerpo, como correspondía.

Comentá la nota