Se define hoy si entre 15 y 20 mil chicos tendrán clases por la falta de agua

Lo resolverá el comité de crisis después de analizar un informe sobre el secado de los motores. Ayer hubo satisfacción del gobierno porque el plan de emergencia fue ordenado y no hubo desbordes.

El comité de crisis definirá hoy si habrá clases en las escuelas ubicadas dentro de las zonas de la ciudad que no tienen agua por una falla en la planta de Obras Sanitarias de la Plaza Mitre. Esa será la decisión más importante que tendrá que tomar el intendente Gustavo Pulti si todo sigue igual: ayer a la noche había optimismo entre los funcionarios municipales porque el plan de emergencia fue ordenado y no hubo desbordes.

Se conocerá si habrá clases mañana después que el intendente Gustavo Pulti reciba un detallado informe sobre el estado de los dos motores que están siendo reparados en la usina del puerto. Según datos estimativos de la Secretaría de Educación municipal, entre 15 y 20 mil alumnos se enterarán si tendrán que ir a la escuela. "Hay muchos establecimientos que no tuvieron clases el viernes y tiene las cisternas llenas. Queremos tener la certeza de que no habrá problemas. Nuestra intención es que no haya que suspenderlas ", dijo Pulti.

El comité hizo el anuncio después de reunirse ayer a la noche para hacer un balance del segundo día de crisis.

El temor de los funcionarios municipales era que se desbordara algunos de los 17 puntos de abastecimiento, que se colapsaran las cisternas en los hoteles o que los bidones de agua no alcanzaran. Pero según fuentes del gobierno no hubo problemas. "No podemos decir que se normaliza el servicio. Sabemos que sigue habiendo una incomodidad para el 10 por ciento de los marplatenses", aclaró Pulti.

La estación de OSSE de la Plaza Mitre fue construida en 1972. Ocupa dos manzanas, es subterránea y tiene siete metros de profundidad. El primer cambio de las válvulas esclusas se realizó en 2007. Según una de las hipótesis que se manejaba, una de ellas falló por haber sido descuidada y generó el accidente. Pero esa posibilidad fue descartada oficialmente. "Tenemos comprobado que fue un accidente. No hubo sabotaje ni falta de mantenimiento", aclaró el intendente. De todas maneras, la Municipalidad abrirá un expediente para que los peritos definan con precisión porque el 10 por ciento de la ciudad se quedó sin agua.

Los cuatro motores de 500 caballos de fuerza que bombean el agua fueron sacados el viernes para ser secados en hornos. En el último parte de ayer a la noche, se adelantó que hubo progresos en la temperatura y que hoy se conocerá cuándo estarán listos para ser trasladados de nuevo a la Plaza Mitre. Pero otra noticia generó tranquilidad: uno de los paneles de electricidad para hacer funcionar un motor ya está reparado y en las próximas horas se terminará el otro.

Pese al optimismo, el comité de crisis aclaró que recién el servicio estará normalizado el martes, como se calculó desde la inundación de la planta.

Comenzó el secado de los motores

Ayer en horas de la mañana se inició el proceso de secado de los cuatro motores pertenecientes a la estación Plaza Mitre de Obras Sanitarias que, tras un desperfecto, dejaron a un 10% de los marplatenses sin agua. Consultado acerca del tiempo que demandará la finalización de la tarea, Mario Dell'Olio, titular de Obras Sanitarias, no quiso hablar de horas pero aclaró: "Esperemos que sea rápido. A esto lo vamos a ir sabiendo una vez que comience el proceso y se puede ver cómo responden los motores".

Los cuatro motores fueron trasladados a la vieja usina del Puerto, donde funciona la cooperativa Coopetraf que se ocupa de la reparación de este tipo de mecanismos, ya que allí está la única secadora con las características necesarias para solucionar el inconveniente ocurrido es la estación que los dejó bajo siete metros de agua durante varias horas.

Dell'Olio, quien acompañó hasta la vieja usina al intendente Gustavo Pulti y al titular de Turismo, Pablo Fernández; explicó a LA CAPITAL cómo es el funcionamiento de la maquinaria que permitirá recuperar los motores. "Esta cooperativa tiene un horno de secado que tiene instalados caloventores que generan aire caliente y lo hacen circular. De esta manera el aire pasa por los bobinados del motor que ha estado sumergido en el agua, va extrayendo la humedad, ese aire se va tratando, se vuelve a inyectar aire seco y de esta forma se va logrando extraer la humedad", especificó el presidente de OSSE.

De los cuatro motores que están en la vieja usina del Puerto, dos estaban ayer a media mañana colocados en la secadora por las grúas de Scordina. "Cada cinco o seis horas vamos a ir haciendo una medición que consiste en tomar la aislación del motor para ver cómo va evolucionando. Una vez que llegue a la medida que establece la norma, podremos trasladarlo de nuevo a la Plaza Mitre y comenzar el montaje", aseguró.

Al ser consultado sobre el tiempo que demandará el proceso, Dell'Olio fue cauto, "podremos saber cuánto tiempo demandará cuando tengamos las primeras mediciones y veamos cómo está evolucionando". En este sentido precisó: "Creemos que andaremos bien porque son motores que el año pasado se les hizo un mantenimiento, se les puso aislaciones muy modernas que son resinas que no tienen tanta capacidad de absorber el agua como aquellos que están bobinados en papel y en aceite. Pero no hay que olvidarse que estuvieron bajo siete metros de agua, lo que no es un tema menor".

Comentá la nota