Defienden la correcta concepción para crear cooperativas de trabajo.

Roque Arguello, miembro de TECNICOOP confirmó que “son cada vez más los gobiernos que promueven la constitución de cooperativas de trabajo para enfrentar el desempleo producto de la crisis capitalista”, y tras sostener que se trata de un escenario “auspicioso”, sostuvo enfáticamente que “el fracaso acecha si no se cumplen las necesarias capacitación y educación doctrinaria cooperativa”.

“Sin dudas que las entidades de la economía social como las cooperativas de trabajo pueden aportar a la consecución de autoempleos de hombres y mujeres, y ello radica en que su organización y gestión se sustenta en valores y principios opuestos al del mundo empresarial capitalista”, defendió.

Aseguró Arguello que “la causa de la actual crisis capitalista responde al agotamiento de una forma de organizar la economía, la producción y el trabajo y por tanto, en esta situación para no desembocar en un caos social de difícil encauzamiento se requiere de la capacidad de la Economía Social para concretar medidas de acción restauradora que moralicen las desigualdades generadas por el capitalismo depredador.”

Ilustró el cooperativista que “la verdadera cooperativa de trabajo integra a personas que cumplen doble función, la de trabajadores y empresarios, por tanto esto exige una cabal comprensión y asimilación de actitudes, habilidades y asimilación de una concepción del hombre, la empresa y la sociedad signada por una filosofía que pone al capital al servicio del hombre y terminar con la expoliación que divide a la sociedad en explotados y explotadores”, aseveró.

“Sin embargo, también tenemos convicciones bien arraigadas por imperio de la experiencia histórica que los gobiernos en época de crisis alientan la constitución de estas entidades y ejercen sobre ella una presión política-partidaria, desvirtuándolas y resulta luego que fracasan y achacan al cooperativismo una falencia que no la tiene pero que usan para desprestigiarlas, por eso, como universitarios, aptos de competencia profesional, afirmamos que es necesario aplicar planes de educación y capacitación cooperativa doctrinaria a fin de evitar situaciones frustrantes”, se sinceró.

Comentá la nota