"Hay déficits, pero también hay logros"

El ministro de Gobierno de la provincia, Emilio Fernández, reconoció ayer que en el ámbito de la seguridad en la provincia, y en particular en el Instituto Penal de Chimbas, "hay déficits, pero también hay logros".
El jueves, el juez Juan Carlos Turcumán, del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de San Juan, había hecho una fuerte crítica por la morosidad judicial en el ámbito de la Justicia Federal y en particular había apuntado al ministro, a quien le atribuyó la responsabilidad "para hacerse cargo de los problemas". En particular le cuestionó que los internos que son drogadictos no reciben tratamiento para recuperarse en el Penal. Y que cuando salen "buscan robar o hasta son capaces de matar a una persona por la droga". De esa forma se generaba morosidad judicial por el incremento de causas que van al tribunal, que es el que entiende en los problemas de drogadicción.

Ayer, Fernández no le quiso responder directamente al juez Turcumán y prefirió hablar de lo que está haciendo.

"Si uno mira la fotografía del 2003 hasta ahora, cuando veníamos de un sistema colapsado en todos los sentidos, desde el personal, la carrera profesional, el establecimiento, el trabajo de laborterapia y el sistema de seguridad, todo eso estaba colapsado. Cualquier persona honesta lo va a reconocer", dijo. Pero en su defensa agregó que "no podemos decir que hemos solucionado todos los problemas, todavía falta mucho, pero hemos avanzado".

Y puso como ejemplos que "tenemos una unidad carcelaria nueva, se han mejorado los cierres, se han incorporado videocámaras, se ha incrementado el personal y se está haciendo laborterapia, que ayuda a la resocialización".

"Si falta personal para los aspectos que señala el juez, sí falta personal, no lo vamos a negar", dijo el ministro.

Comentá la nota