Déficit: vuelve Jaque y piensa negociar con la oposición

Déficit: vuelve Jaque y piensa negociar con la oposición
Llega hoy y en Casa de Gobierno creen que finalmente habrá acuerdo con el Frente Cívico y el PD para aprobar el endeudamiento.
El gobernador Celso Jaque pisará esta tarde nuevamente la provincia luego de permanecer siete días en Chile y Francia, y en la Casa de Gobierno más de un funcionario muestra la convicción de que su presencia vendrá acompañada por definiciones en algunos de los temas de mayor impacto en los últimos días: el endeudamiento provincial y la paralización de los trolebuses.

El Gobierno negocia en tres frentes con la oposición intentando destrabar el tratamiento, en la Legislatura, del proyecto de endeudamiento por 520 millones de pesos. Legisladores del oficialismo (con eje en Jorge Tanús), intendentes oficialistas (Rubén Miranda y Alejandro Abraham, entre otros) y funcionarios del Ejecutivo (Alberto Gurruchaga y el propio Alejandro Cazabán) llevan a cabo un amplio abanico de conversaciones.

El propio Jaque puede abrir -si es necesario- una cuarta instancia de negociación directa con las máximas autoridades de la oposición, con vistas a que el proyecto de endeudamiento sea tratado con chances de aprobación el próximo miércoles 11 en Diputados.

Lo cierto es que el interbloque del Frente Cívico Federal ya manifestó que no apoyará el endeudamiento y el Partido Demócrata, que habitualmente apoya los proyectos del oficialismo, se ha mostrado reticente esta vez a avalar un nuevo empréstito, por lo que al PJ se le complica la votación en las dos cámaras.

Hasta el momento, desde el coborradicalismo ha existido una postura de rechazo verbal creciente al proyecto de ley que alcanzó su máxima expresión con un pedido expreso al Ejecutivo para que "retire" la iniciativa (que hicieron Juan Carlos Jaliff, César Biffi, Omar Marín y Néstor Piedrafita) y un rechazo al manejo de los fondos por parte del Gobierno provincial (que hizo Alfredo Cornejo) expresado en un ataque a la figura del ministro de Hacienda, Adrián Cerroni y que provocó que el Ejecutivo se saliera de su libreto y le contestara (ver aparte).

Es que en el oficialismo se había acordado no salir a responder a las acusaciones de la oposición y -por el contrario- promover la búsqueda de acuerdos que permitan la aprobación -con modificaciones- del proyecto de ley. "El diálogo es el único camino", dijo el propio Jaque desde Francia.

"Es necesario sentarnos a acordar cómo cerramos el año", agregó el ministro de Gobierno, Mario Adaro, en el mismo sentido aunque sin una intervención directa en el tema del endeudamiento. "Es necesario bajar el tono y mantener la seriedad institucional y las posturas responsables", subrayó el subsecretario de Gestión Pública, Alberto Burruchaga. "No vamos a responder con agravios los agravios", afirmó el presidente de Diputados, Jorge Tanús.

Pero las declaraciones de Cornejo de ayer a la mañana parece que fueron demasiado y ayer a la tarde se convocó a una conferencia de prensa urgente en la que el subsecretario Mario Granado respondió los cuestionamientos.

La oposición acusa al Gobierno de haber enviado una propuesta de ley "inconstitucional", porque no define la forma de endeudamiento lo que significa "entregar un cheque en blanco a un Gobierno quebrado e irresponsable". Mientras, el oficialismo, insiste en la necesidad de que el proyecto de endeudamiento "mantenga su apertura y ofrezca alternativas, para poder negociar en mejores condiciones con las consultoras y disminuir el costo del financiamiento".

El justicialismo no sólo se muestra dispuesto a introducir modificaciones en el proyecto sino que ha comenzado a evidenciar predisposición a favor de una "doble aprobación" en cada cámara, en la que en primera instancia se autorice el proyecto "abierto" (con alternativas) y -una vez negociado con los bancos y consultoras- se lleve a la Legislatura lo que se termine acordando.

En la Casa de Gobierno se estima que hay mucho de "pirotecnia política" en los rechazos de la oposición y -sobre la base de que existe una necesidad cierta de financiación tanto en la Provincia como en los municipios- descuentan que finalmente se alcanzará un entendimiento que permita la autorización legislativa al endeudamiento.

Comentá la nota