Por el déficit, la Provincia tomará un crédito del Banco Nación

Por el déficit, la Provincia tomará un crédito del Banco Nación
Jaque pedirá un crédito al banco oficial que se devolverá con el financiamiento del Gobierno nacional a las provincias en 2010.
El gobernador Celso Jaque enviará en los próximos días un proyecto de ley pidiendo autorización a la Legislatura para endeudar la Provincia a través de un préstamo del Banco Nación. La cifra final todavía no se conoce, pero es posible que alcance el total de 500 millones de pesos, necesarios para cubrir el déficit de este año.

Aunque no existe una confirmación oficial y el hermetismo sigue reinando en la Casa de Gobierno, existen indicios sólidos de que se puede estar negociando una especie de "préstamo puente" vinculado en forma directa a un salvavidas posterior de la Nación.

Es decir que la Provincia se endeudaría este año y se haría cargo de cubrir su propio rojo de 2009, en combinación con una Nación que entraría en acción el año entrante o el próximo para hacerse cargo total o parcialmente del pago de este préstamo entre 2010 y 2011.

Si el Gobierno provincial utiliza esta ingeniería financiera, es posible que pueda destrabar la negativa del coborradicalismo cuyos dirigentes Juan Carlos Jaliff y Carlos Le Donne amenazan con no dar los votos necesarios en la Legislatura para la autorización de nueva deuda.

Si el préstamo es a corto plazo (sólo para terminar el año) y es cancelado por una Nación que actuaría como un garante que "prestó la firma" y se haría cargo (total o parcialmente) del crédito, el endeudamiento no pesaría "más allá de 2011". Precisamente este punto -que no se generen cargas sobre la próxima gestión de gobierno- es una de las principales condiciones que pone el Frente Cívico a cualquier entendimiento con el Gobierno provincial.

Este año la Nación parece no manejar los fondos suficientes para avanzar en un "salvataje" a las provincias, pero durante el año entrante dispondrá de dineros provenientes del Fondo Monetario Internacional (9.500 millones de pesos) en calidad de Derechos Especiales de Giro, o distribución de "dividendos" de la entidad entre los países asociados.

Esta posibilidad fue adelantada por Los Andes la semana pasada y ahora, ha vuelto a cobrar fuerza la posibilidad de que Mendoza pueda terminar cubriendo su rojo de 2009 con plata del FMI a través de un "salvavidas" de la Nación durante 2010 ó 2011.

Dos pistas

- Gobernador, ¿qué hay de cierto en que la Nación destinará plata del FMI para ayudar a las provincias?, se le preguntó a Jaque. Y su respuesta fue un silencio, casi afirmativo.

- ¿La Nación le ha ratificado su compromiso de ayuda?, se le insistió.

"Cuando se deja por escrito, es que se ratifica un compromiso", fue la respuesta. En tanto, en Buenos Aires la Cámara de Diputados de la Nación terminó de aportar claridad al tema durante la discusión del presupuesto nacional 2010. El artículo 79 modifica la ley 24.156 de administración financiera de 1992 y autoriza al Gobierno nacional a abonar gastos del año entrante "con cargo a los recursos que se perciban en el ejercicio siguiente".

Es decir que la Nación podrá asumir compromisos (con las provincias) en 2010, que podrá pagar con fondos por ser recaudados aún durante 2011. O sea que los gastos de un eventual salvataje provincial generalizado o de un salvavidas para algunas provincias -según sea el volumen de la ayuda nacional- podrán encararse con fondos a "juntar" durante 2010 ó 2011.

Por lo tanto, la propuesta concentra en manos del Estado nacional más del 70 por ciento de los recursos tributarios y se vincula a las extensiones en la vigencia de los impuestos al cheque, a las Ganancias y a los Bienes Personales. Esto no ha dejado de generar objeciones desde las provincias entre quienes prefieren una mayor recaudación provincial, antes que un salvataje nacional.

Además, el presupuesto nacional otorga a los gobernadores la posibilidad de renegociar el año entrante las deudas provinciales con la Nación. Mientras, la reforma a la ley de Responsabilidad Fiscal, posibilita a los jefes provinciales la suspensión por dos años de la aplicación de la ley de Responsabilidad Fiscal en lo que se refiere a las restricciones impuestas en materia de gasto público y endeudamiento.

Por lo tanto, y para completar el circuito de la ingeniería financiera, una vez que el presupuesto nacional y la reforma a la ley de Responsabilidad Fiscal tengan la aprobación final en el Senado de la Nación, Jaque enviará su ley de endeudamiento a la Legislatura Provincial.

Comentá la nota