Por el déficit en la Provincia, peligran 10.000 comedores

Hay atrasos en los pagos por 300 millones de pesos. Escuelas en alerta.
La falta de pago de la Provincia de Buenos Aires con las empresas prestadoras de servicios podría determinar un paro en el suministro de alimentos a los comedores de 10.000 escuelas bonaerenses, donde estudian más de dos millones de chicos.

La deuda de 300 millones de pesos correspondería a los meses de mayo, junio y julio. Este mediodía, la asociación que reúne al sector realizará un planteo formal al ministerio de Desarrollo Humano en demanda de respuesta oficial.

Advierten que "está en riesgo el abastecimiento a las escuelas".

El atraso con los proveedores también se registra en salud y otras áreas de la administración pública. Revela la apremiante situación en las cuentas fiscales de la Provincia.

Esta situación condiciona hasta el pago de sueldos. El cumplimiento de haberes de agosto se cumplió por una ayuda del gobierno nacional (244 millones de pesos) correspondiente al Programa de Asistencia Financiera.

El faltante hasta fin de año es de 2.500 millones de pesos. Corresponde a un mes completo de sueldo para 300 mil docente y 400 mil empleados estatales de la Provincia.

Con este apremio de caja para gastos corrientes, los proveedores se transforman en la línea más vulnerable en la cadena de pagos.

Existe un agravante. Según Héctor Acevedo, presidente de ABPSCE "los bolsones de comida entregados en julio fueron adquiridos contado-efectivo; no fueron financiados".

Anoche, el subsecretario de coordinación Operativa del ministerio de Desarrollo Social, José Pérez Domínguez, se reunió con autoridades de la Asociación para presentar un plan que neutralice la eventual medida de fuerza. El cronograma prevé un primer pago de 20 millones de pesos antes del viernes, otros 20 millones la próxima e igual monto para la tercera semana de setiembre. La distribución sería equitativa en todos los distritos.

Esas partidas completarían junio.

En el ministerio explicaron a Clarín que, a excepción de Florencio Varela -por retraso en las rendiciones del Consejo Escolar- en ningún municipio "se debe mayo".

Desde la Dirección General de Escuelas aseguran que el funcionamiento de los comedores es normal.

Una alternativa para atenuar los efectos del deficit fiscal, superior a 5.500 millones de pesos, es la suspensión del Pacto de Responsabilidad Fiscal planteada por Daniel Scioli. La norma prohibe a las provincia endeudarse para pagar sueldos y emitir bonos.

En este esquema de rigidez financiera, resulta improbable que Buenos Aires pueda llegar hasta diciembre sin sobresaltos. Por las dudas, ayer el ministro de Economía, Alejandro Arlía, insistió en descartar la emisión de patacones para sostener la prestación de servicios.

Comentá la nota