Déficit por 91 millones de pesos.

El ministro de Economía, Roberto Crocianelli, certificó que en enero se registró un déficit de 53 millones de pesos, y que en febrero se ubicó en 38 millones de pesos. Para cubrir estos defasajes se solicitó un adelanto de regalías por 20 millones de pesos, que ya fue devuelto, y un anticipo de coparticipación federal por 40 millones de pesos, que se recibiría en los próximos días. Ante este panorama consideró que resultaría “irresponsable” analizar un posible aumento salarial para el sector público. Anunció que en la próxima semana se estará firmando el contrato de venta de gas de regalías con Tierra del Fuego Energía y Química, y que existen posibilidades de que se concreten nuevas inversiones en la provincia.
El ministro de Economía de la provincia precisó que entre enero y febrero las cuentas públicas provinciales acumularon un déficit de 91 millones de pesos, producto de la caída que se viene registrando en los ingresos públicos y del diferimiento de pago para el primer mes de 2009 del pago del aguinaldo.

En una improvisada conferencia de prensa, Roberto Crocianelli señaló que en enero se percibieron ingresos por "138 millones de pesos y cerramos el mes con un rojo de 53 millones de pesos". Aseguró que ese "fue el peor mes de la gestión" y explicó que ese defasaje se explica en parte por el diferimiento de pago del aguinaldo para enero, para poder "en azul el ejercicio presupuestario 2008".

Señaló que para poder afrontar las obligaciones del primer mes del año se solicitó un adelanto de regalías a las petroleras por 21,7 millones de pesos a cancelar durante el último trimestre del año, pero que sólo se accedió a un anticipo de 20 millones de pesos que debió cancelarse durante febrero. Esto llevó a que el segundo mes del año cerrara con un déficit de 38 millones de pesos.

Confirmó que también se solicitó un anticipo de coparticipación federal "por 40 millones de pesos" que será devuelto en "10 cuotas consecutivas e iguales de 4 millones pesos". Mencionó que el jueves de la semana pasada, la Presidenta de la Nación firmó el decreto que autoriza la remisión de esos recursos, pero que esos fondos aún no ingresaron a las arcas provinciales, de allí que debiera limitarse a 3.000 pesos el pago de la primera cuota de los haberes públicos del mes de febrero. Señaló que en la medida en que se reciba ese adelanto está garantizado el pago del remanente salarial para el viernes de esta semana.

Crocianelli aseguró que desde que está al frente de la cartera económica, este es "el mejor momento de la relación institucional con el Gobierno de la Nación, ya que han entendido que estamos haciendo esfuerzos inhumanos para poder cumplir con nuestros compromisos corrientes". Para graficar la gravedad de la situación, indicó que durante el 2008 "tuvimos un incremento de ingresos del 3,9%, pero tuvimos una inflación que no bajó del 25%. Es decir tuvimos un 21% en contra, y esa es plata que no tenemos en caja y que nos impide afrontar los compromisos corrientes como desearíamos".

Señaló que también se está "trabajando fuertemente en el otorgamiento de un programas de asistencia financiera, porque Tierra del Fuego va a tener un ingreso del orden a los 200 a 220 millones de pesos por debajo de lo proyectado, por la caída de ingresos de coparticipación".

"Una irresponsabilidad"

En cuanto a los reclamos salariales que viene sosteniendo distintos gremios estatales, Crocianelli dijo que aquellos que surjan de acuerdos homologados ante el ministerio de Trabajo de la Provincia "hay que cumplirlos", pero aventó toda posibilidad de acordar nuevas mejoras remunerativas en el sector público. "Desde lo económico y financiero no veo ninguna luz como para analizar este tipo de posibilidades", apuntó.

"Sería irresponsable que en este momento me pusiera a analizar cualquier tipo de aumento salarial, porque si las columnas de ingreso se me caen y las de egresos suben, sería irresponsable analizar incrementos salariales, porque estaría comprometiendo recursos que no tengo", precisó. Agregó que resultaría "casi del teatro del absurdo, comprometer o hacer una ingeniera distributiva de ingresos que no tenemos".

Por ello señaló que antes de definir "cómo los distribuimos, en lo primero que tenemos que trabajar es en recuperar los niveles de ingreso".

Nuevas inversiones en puerta

En orden a las políticas de mejora de los ingresos genuinos, adelantó que en las próximas semanas podrían estar definiéndose una serie de nuevas inversiones en la provincia. "Tenemos 3 o 4 proyectos en carpeta. En 1 o 2 semanas vamos a tener alguna certeza" y de concretarse dijo que "ello nos permitiría achicar la brecha entre egresos e ingresos".

Mencionó que estas potenciales inversiones están referidas a la instalación de una "fábrica para el ensamble de camiones de origen ruso" y otra para el "ensamble de grúas hidráulicas para montar sobre camiones, que contempla torres portables de perforación".

Señaló que también existe "la posibilidad de reactivar el proyecto de petroquímica Austral", iniciativa que se sumaría a la instalación de la planta de metanol y urea de Tierra del Fuego Energía y Química. Sobre este último proyecto, mencionó que esta semana, o la venidera, "se estaría firmando el contrato" de venta de gas de regalías.

Caída estacional

El secretario de Ingresos Públicos, Cristina Durrieu, restó -de alguna manera- trascendencia a la caída de 10 millones de pesos que se registró en materia de ingresos tributarios locales, al señalar que la merma "es una caída estacional propia del mes de febrero". Indicó que "el grueso responde" una disminución en la percepción de "la tasa de verificación de procesos productivos", pero que esta "caída de la actividad económica" se está compensando "con la incorporación de nuevos contribuyentes, por combate a la evasión con la fiscalización en la calle". En ese marco, anunció que el viernes "y después de 10 años hicimos la primera clausura tributaria", la que trascendió afectó a un restaurante de la capital provincial ubicado frente al edificio de la Dirección Provincial de Rentas.

Comentá la nota