Un déficit que se mantiene en 2 millones de casas

Según un informe difundido por el ministerio de la Producción bonaerense, la Argentina presenta un déficit de 2 millones de viviendas. De ese total, el 35% se ubica en la Provincia; corresponde un 29% a viviendas nuevas y el resto a quienes necesitan completar la vivienda. Otro dato llama la atención: el 24% del déficit se concentra en el Conurbano.

La provincia de Buenos Aires es la que se ubica a la cabeza de las estadísticas sobre este tema. Es la que mayor cantidad de hogares deficitarios contabiliza, con un total de 944.532, lo que representa el 24,1% del total de hogares en la Provincia. Geográficamente, el mayor déficit habitacional se ubica en el Gran Buenos Aires, concentrando más del 60% del total, lo que representa un 40% del total del país.

Es decir que un 40% de los argentinos, nacidos en nuestra Provincia, habita en viviendas recuperables pero con un alto grado de deterioro, en inmuebles precarios como ranchos o casillas, hogares en casas de inquilinato, locales no construidos para habitación, hoteles y pensiones, bajo elevadas tasas de hacinamiento y sin una tenencia legal que pueda hacer de la vivienda un derecho efectivo.

La respuesta del gobierno de Néstor Kirchner fue el lanzamiento de un Plan Federal de Viviendas. En 2004 anunció la construcción de 120.000 unidades habitacionales, “con una inversión cercana a los 3.900 millones de pesos y la creación de unos 360.000 puestos de trabajo en todo el país”. El tiempo demostró que los plazos no se cumplen, llueven las denuncias de sobreprecios y subejecuciones, al tiempo que cada vez son más los que cuestionan la calidad de las viviendas construidas.

Comentá la nota