El déficit consolidado llegaría a 1.240 millones

En Santa Cruz, según el IADER. Es casi similar al de Capital Federal. Sólo San Luis y San Juan podrían terminar el año con un cierre positivo. Con la aprobación parlamentaria para conseguir financiamiento por 2 mil millones de pesos, se sigue avanzando en las negociaciones para que pueda ser concretada la operatoria en poco tiempo.
El déficit consolidado de las provincias sumaría cuatro años ininterrumpidos de rojos financieros y dos de desequilibrio primario, al alcanzar este año cerca de 11.500 millones de pesos, según previsiones del Instituto Argentino para el Desarrollo de las Economías Regionales (IADER).

Según este estudio del Instituto Argentino para el Desarrollo de las Economías Regionales (IADER) las razones por las que se profundizaría la frágil situación de los fiscos provinciales se explican por la desaceleración en la tasa de crecimiento de la recaudación y de los envíos por coparticipación, y el aumento del gasto salarial.

De acuerdo con estas previsiones, casi todas las provincias finalizarían el año con déficit financiero y muchas de ellas mostrarían además déficit primario. El ranking de los distritos con mayores dificultades lo encabezan Buenos Aires y Capital Federal, seguidas por Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y Neuquén.

Para IADER, el déficit financiero de la provincia de Buenos Aires rondará este año los 6.700 millones de pesos, por lo que "se verá obligada a emitir deuda y conseguir financiamiento alternativo". En tanto, la Ciudad de Buenos Aires ampliará su déficit financiero de los 600 millones de pesos previstos a 1.300 millones, según la entidad.

Las estimaciones para Santa Cruz es que el déficit financiero llegaría a los 1.240 millones de pesos, en tanto Córdoba tiene un rojo financiero de 150 millones de pesos; para Santa Fe, de 400 millones; para Neuquén, de 400 millones; para Tierra del Fuego, de 380 millones; para Mendoza, de 210 millones; para Chaco, de 50 millones; para Corrientes, de 20 millones de pesos, y para Entre Ríos, de 400 millones de pesos. Sólo San Luis y San Juan tendrían un cierre positivo.

Básicamente el déficit tiene que ver con la desaceleración significativa que viene teniendo la tasa de crecimiento de la recaudación y de los envíos por coparticipación, como también el aumento registrado en el gasto salarial en cada una de las jurisdicciones. Estos factores determinaron que tanto el déficit primario (es decir, los ingresos menos los gastos sin considerar los intereses) como el financiero (el resultado tras el pago de intereses) sean negativos en casi todas las provincias.

En el resto de las provincias, con los números en rojo, se combinaron dos factores: "la suba muy fuerte del gasto y la parálisis en la actividad económica, que afecta sobre todo al interior del país. En un contexto en el que el Producto Interno Bruto (PIB) tal vez cierre con una retracción cercana a 2%", explicó Diego Lo Tártaro, presidente del IADER. Y agregó: "Con el agregado de que las cuentas nacionales también se resintieron y las provincias sufren el retraso de fondos de la Nación".

Financiamiento

De acuerdo a fuentes de Gobierno consultadas por La Opinión Austral, se avanza firmemente en la obtención del financiamiento que necesita la provincia para equilibrar el presupuesto 2009.

En ese sentido, por lo que se pudo saber, de las negociaciones que lleva adelante el ministro de Economía Juan Manuel Campillo se haría a través del lanzamiento de una serie de bonos, por 2 mil millones de pesos, endeudamiento que fue aprobado por la Cámara de Diputados a través de la ley de Presupuesto..

Una de las cosas aún sin resolver es si dicha operatoria se haría con la banca pública o la privada. Se espera que haya novedades antes del final del semestre, toda vez que los tiempos corren y hay, entre otras cosas, una importante cantidad de obra pública pre establecida que requiere de la financiación necesaria para poder ser puesta en marcha.

Comentá la nota