El déficit de Buenos Aires triplicaría este año al de 2008

Son estimaciones de consultores privados. También tendrán rojo fiscal otros distritos grandes, como Santa Fe y Córdoba. Pesan el freno en la recaudación, la suba de los salarios a los estatales y el menor giro de recursos de la Nación.
Las cuentas de las Provincias ya están "al rojo vivo". A falta de información oficial (los últimos datos de Gobierno son de fines de 2007), consultoras privadas, como MVAS, Economía & Regiones, Abeceb o Labour Capital Growth (LCG) estiman que este año, antes del pago de intereses, el déficit consolidado de las 24 jurisdicciones treparía a hasta $ 8.500 millones, ya tomando en cuenta el reparto del 30% de la recaudación sojera y según a cuánto ascienda la suba salarial pendiente para buena parte de los empleados provinciales y municipales. Pero unos 3 de cada 4 pesos del rojo fiscal provincial los acumula un solo distrito, Buenos Aires, que este año triplicaría su bache respecto a 2008 (ver pág. 19).

El reciente convenio salarial del 15,5% con los estatales nacionales puede complicar a las Provincias que aún no cerraron acuerdo. Mientras los sueldos representan el 10% del gasto nacional, en las Provincias es más del 50%.

Si al déficit consolidado se le adicionan las amortizaciones de la deuda publica, las necesidades de financiamiento del año superarían los $ 20.000 millones. "¿De dónde saldrán los fondos?", se pregunta Martín Lousteau (ex ministro, socio de LCG) y responde: "Hasta el momento, la Nación acordó financiamiento vía el Programa de Asistencia Financiero (PAF) con 11 provincias por un total de $ 6.000 millones, del cual Buenos Aires se lleva la mitad.". Y agrega que "podría haber unos $ 10.000 millones adicionales con más PAF, algo del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial y de organismos internacional y el uso de disponibilidades de ejercicios pasados. Quedarían unos $ 5.000 a cubrir con aumento de deuda flotante, colocación de Letras en las propias cajas previsionales o en la ANSeS".

MVAS aporta otro dato: si bien las Provincias deberán recibir este año unos $ 6.000 por las retenciones de la soja, se espera que el Gobierno, también con apremios fiscales, reduzca algunas transferencias por obras. "Esto parecer haber comenzado a observarse en marzo, cuando los giros llamados discrecionales hacia las provincias se redujeron en un 9 por ciento interanual, luego de incrementarse en un 69% durante el primer bimestre del año", dice MVAS.

Comentá la nota