Por el déficit, Buenos Aires postergará obra pública

El gobierno bonaerense descartó la emisión de patacones para garantizar la prestación de servicios y el pago de sueldos a los empleados estatales.
El dato del déficit mayor a 5.500 millones de pesos, y la imposibilidad de obtención de recursos propios (2.500 millones) destinados al pago de salarios correspondientes a un mes en la administración pública, provocó la especulación sobre los bonos.

De aquí hasta fin de año, la Provincia deberá buscar ayuda financiera. El mercado internacional resulta casi inaccesible y el estado nacional tendrá que salir en auxilio de Buenos Aires.

Daniel Scioli está condicionado por esa dependencia. Y algunos intendentes advierten que la variante de la "moneda" propia es una hipótesis concreta. Jorge Rossi (Lomas de Zamora) mencionó el domingo: "Estoy preocupado, porque si la Nación no da el oxígeno que la Provincia requiere puede suceder el regreso de los patacones".

Ayer, el ministro de Economía de la Provincia, Alejandro Arlía, salió a manifestar que está "descartada absolutamente" la posibilidad de emitir cuasimonedas. Para ello, además de la asistencia financiera, la gestión de Scioli deberá desarrollar -según el funcionario- políticas de "austeridad" con pagos de gastos mínimos y postergación en los planes de obras públicas ya previstas pero aún sin licitar.

"Hay dos razones", dijo Arlía, con relación a los patacones. "Primero, porque hay liquidez financiera suficiente, y segundo, porque implicaría un profundo desconocimiento de acuerdos firmados con todas las provincias que prohíben la emisión de cuasimonedas", explicó el ministro

Se refiere al Pacto de Responsabilidad Fiscal (PRF) que prohíbe a los distritos federales emitir ese tipo de bonos y, también, el endeudamiento para pagar sueldos. Buenos Aires procura que la presidenta suspenda la aplicación del PRF. Sería una manera de habilitar los deficit provinciales, por un tiempo limitado y mientras dure la emergencia recesiva.

Comentá la nota