El déficit anual de Santa Fe llegaría a los $ 1.200 millones

El ministro de Economía, Ángel Sciara manifestó que pensar en una suba salarial para el sector docente "sería irresponsable", ya que esa decisión generaría un aumento del déficit provincial.
De todas maneras, estimó que las cuentas públicas tendrían un rojo de entre 1.100 y 1.200 millones de pesos para fin de año.

El dato fue proporcionado por el ministro de Economía, Ángel Sciara, ante la presión de aumento salarial de los empleados públicos.

La merma en los recursos coparticipables desde la Nación y los pedidos de aumento salarial por parte de los trabajadores provinciales tienen contra la espada y la pared al gobierno de Hermes Binner, que deberá agudizar el ingenio para cumplir con las demandas sociales -incluidas las de los empleados públicos- en un contexto de billeteras flacas, informa Uno.

Ayer, el mandatario santafesino responsabilizó al gobierno de Cristina Fernández por "la merma" en las partidas económicas que están llegando "todos los meses" a la Casa Gris, lo cual complica el financiamiento del Estado provincial. A su vez, dijo estar "muy preocupado" por los recortes que sufrirá Santa Fe en el Presupuesto Nacional 2010, por culpa del kirchnerismo. De hecho, adelantó que los legisladores socialistas no votarán el proyecto de Cálculo de Recursos y Gastos que está en análisis en el Congreso.

Por su parte, el ministro de Economía de Santa Fe, Ángel Sciara, manifestó que pensar en una suba salarial para el sector docente -ni hablar para el resto de los trabajadores estatales- "sería irresponsable", ya que esa decisión generaría un aumento del déficit provincial. De todas maneras, estimó que las cuentas públicas tendrían un rojo de entre 1.100 y 1.200 millones de pesos para fin de año.

Frente a esa situación, tanto el gobernador como el ministro -en sendas declaraciones- hablaron de la necesidad de reestructurar la base impositiva de Santa Fe, aunque no precisaron porcentajes ni rubros que quedarían comprendidos en la reforma tributaria (aunque desde el Poder Ejecutivo gustan en llamar "armonización fiscal"), que vendrá adosada al proyecto de presupuesto provincial del año próximo.

En declaraciones radiales, y al ser consultado sobre la posibilidad de otorgarle un aumento salarial a los docentes, Sciara fue tajante y manifestó: "No, yo fui muy claro en la primera reunión que tuvimos.

Hicimos desde el inicio de la gestión un gran esfuerzo para recomponer los salarios de los funcionarios y de los docentes en especial, teniendo en cuenta la consideración que tiene la educación en nuestro programa. Hoy estamos pagando sueldos aumentados desde febrero de este año y garantizamos el pago de esos sueldos. Ésa es mi obsesión. Pensar en aumento sería irresponsable. Tenemos que buscar un equilibrio financiero y si eso es así, aumentar más partidas para gastos o para sueldos sería aumentar el déficit".

En tanto, el gobernador santafesino negó -en una improvisada conferencia de prensa que se realizó en la apertura de la V Reunión del Foro Permanente de Fiscalías de Investigaciones Administrativas y Oficinas Anticorrupción- que se vayan a tomar créditos para pagar sueldos o aguinaldos. No obstante, Hermes Binner dijo: "Lo que sí hablamos es que hay un déficit que se viene acumulando a propósito de que hemos incorporado a sueldos cifras importantes, que a fin de año vamos a estar en los 3.000 millones de pesos, y no hubo indudablemente una actividad económica que posibilitara esos ingresos".

-Gobernador, ¿por qué la provincia termina el año con tantas dificultades financieras?

-Porque pasa como en la casa de cualquiera, ¿no? Si usted gana menos va a gastar menos, si usted gana más por allí va a hacer algunos planes que no tenía previstos. Bueno, esto es lo que pasa, hay un ingreso menor sobre todo a nivel nacional. Nos siguen descontando a nivel de la provincia más de 2.000 millones de pesos al año para mantener la Anses (que ya no es deficitaria), y después con ese dinero de Santa Fe lo van a prestar para hacer viviendas; es una situación bastante desatinada la que se está viviendo.

Se viene la armonización fiscal

Cuando al ministro de Economía de Santa Fe se le preguntó con qué tipo de dificultades se llegaría a fin de año, el funcionario expresó: "Con las complicaciones que ocurren en toda situación deficitaria, donde los gastos rígidos superan el incremento de los recursos. Hoy estamos empeñados en financiar un déficit que era imposible contrarrestar. El 65 por ciento de los recursos no depende de nosotros sino de la coparticipación (federal). Y en los gastos hemos aumentado la masa salarial en algo más de 3.000 millones de pesos".

Al respecto, Ángel Sciara agregó: "A diciembre llegaremos con un déficit estimado entre 1.100 y 1.200 millones de pesos. Estamos encontrando alguna luz en el túnel y creo que lo vamos a poder superar". A su vez, consultado sobre si la corrección en las tarifas era inevitable, dijo: "Si nosotros queremos tener un déficit 2010, que también es imposible de evitar, financiado hasta la mitad, necesitamos tener una armonización tributaria. Se está trabajando en eso, estamos trabajando con Córdoba, que es la provincia con la que tenemos asimetrías.

"La provincia tiene cuatro tributos esenciales. Patente, que no es tan provincial porque el 90 por ciento de lo recaudado es para municipios y comunas; sellos; ingresos brutos e inmobiliario rural y urbano. No hay que pensar mucho para saber por dónde se va a encontrar armonización tributaria. Es posible que se toquen los cuatro, pero algunos se podrían mejorar, en el sentido de eliminar inconvenientes operativos", añadió el dirigente socialista.

Acerca de cuánto podría ser el índice de corrección del impuesto inmobiliario urbano, Sciara respondió: "Todavía no sabemos, pero sí estamos seguros de que vamos a evitar el aumento en los estratos más bajos. La idea es darle cierta progresividad a los tributos".

En relación a la posible emisión de bonos, lo negó rotundamente. "No, lo que siempre pensamos es en títulos públicos no en cuasimonedas para pagar, como si fuera la imagen de La Forestal de su época".

El gobernador Hermes Binner dijo que no se avanzará en el tema si los trabajadores (ex bancarios transferidos y policías) no quieren y finalizó: "Obviamente que nosotros no queremos pagar con ningún medio de pago que no sea dinero, pero llegado el caso, entre no cobrar o tener un título público que le permite cobrar intereses por el mismo, no es malo como salida".

Comentá la nota