Defensoría del Pueblo trabaja para que la venta de medicamentos se haga únicamente en farmacias

La Defensoría del Pueblo de la Provincia de Formosa, recepcionó un trabajo titulado "Los peligros del mercado informal del medicamentos" que fue remitido por la Cámara de Farmacias de Formosa y en el cuál se aborda la problemática del mercado informal de medicamentos y los peligros de la comercialización de los mismos fuera del ámbito de la farmacia.
En el mismo se señala que es fundamental un proceso de concientización general donde cada persona se convierta en protagonista para que, convencido, involucre a la sociedad toda del peligro que trae aparejado adquirir un medicamento en el mercado negro.

Señalan cuatro tipos de riesgos, colocando en primer lugar el sanitario y se señala en este, que los medicamentos deben ser manipulados con mucho cuidado, ya que deben satisfacer rigurosos requisitos de la cadena de frío, ser almacenados en condiciones ambientales muy estrictas, llevarse un control sobre los vencimientos, sobre el origen de los mismo, etc.

En segundo lugar, se coloca el riesgo social, el cual comprende el poder adquirir un medicamento con mucha facilidad y en cualquier lugar, produce un efecto de confusión en la población y que lleva como consecuencia a la automedicación, que es el primer paso hacia la drogadependencia.

Riesgo económico

En tercer lugar se habla del riesgo económico, dado que el medicamento dispensado por fuera del circuito de ventas de la farmacia resulta más caro para la sociedad que el medicamento que se entrega en la misma. Esta circunstancia determina un gran costo social debido a los tributos que se dejan de percibir por parte del Estado.

Por último se coloca el riesgo institucional, como la necesidad de hacer cumplir las normativas existentes y regular sobre el particular, de modo tal que no existan lagunas legales que pongan en riesgo la salud de la comunidad.

Párrafo aparte es el que destaca el rol fundamental que desempeñan las farmacias en la cadena de distribución de medicamentos y las relaciones peligrosas que se suscitan a partir de la comercialización de estos fuera de locales legalmente habilitados.

Por esto, la ecuación entre promoción inapropiada de la utilización de fármacos, formas de accesibilidad facilitada o no controlada, patrones de uso inadecuado, y abusos de sustancias, constituye una trilogía de riesgo incrementado, que expone a la población potencialmente más vulnerable. Todo esto se encuentra plenamente avalado por la Cátedra de Toxicologia de la Facultad de Medicina de Buenos Aires.

Comentá la nota