La Defensoría del Pueblo reactivó investigación sobre la polémica "poda selectiva"

En medio de los cuestionamientos por los resultados que arrojó la poda selectiva realizada durante 2008 y en los primeros meses de 2009 en algunos sectores de la ciudad, el Defensor del Pueblo adjunto, Cristian Azcona, confirmó que investiga "diversas falencias" en el trabajo efectuado por la empresa PLANTEL SA. La gestión Pulti destinó 2 millones de pesos para que se poden supuestamente 36.100 árboles en Mar del Plata.
Mientras llueven críticas de fomentistas, de especialistas en arbolado urbano y concejales de distintos bloques por los resultados negativos que dejó la poda selectiva realizada por la empresa PLANTEL SA en Mar del Plata, el Defensor del Pueblo adjunto, Cristian Azcona, confirmó a Radio Nativa que reactivó la investigación que había iniciado a fines de 2008 ante la aparición de supuestas irregularidades cometidas por la firma adjudicataria.

"En un principio comprobamos que había unos 1000 árboles que no habían sido podados pese a estar incluidos en el pliego, que la chipeadora no estaba trabajando en los barrios aunque sí en el basural y otras falencias más, como que no hubo un informe técnico en el cual se estableciera la cantidad y cuáles serían los 36.100 árboles que debían podarse", explicó el funcionario, quien recalcó que se encuentra trabajando "para crear un precedente y que el Ejecutivo y otras áreas municipales tengan en cuenta distintas cuestiones a la hora de hacer una licitación de estas características".

"Además –continuó- varios Ingenieros Agrónomos nos han acercado informes a la Defensoría para plantear que había plantas mal cortadas, otras que no debían haberse podado y otras que, al ser cortadas, se ven afectadas en el crecimiento".

Finalmente, indicó que en los próximos días podría presentar una nueva recomendación al Departamento Ejecutivo, aunque insistió en que "aún quedan muchos cuestiones por estudiar y hoy todo es materia de análisis".

Cabe recordar que la empresa PLANTEL SA había sido en 2008 la adjudicataria para efectuar la poda selectiva de 36.100 ejemplares, tarea para la cual fueron destinados $2 millones del erario público, es decir, $ 54, 11 por cada árbol podado.

No obstante, el surgimiento de dudas acerca de la eficacia de la poda, condujo, en septiembre de 2008, al Defensor del Pueblo adjunto, Cristian Azcona, a presentar una recomendación ante el Ejecutivo Comunal y el HCD, con el objetivo de que se verifiquen diversos puntos que constaban en el contrato y que no habrían sido cumplidos.

Algunos de los ítems cuestionados por el funcionario estaban relacionados con los plazos establecidos en el pliego de bases y condiciones, con la posibilidad de que los cortes realizados no coincidieran con los indicados y con el hecho de que "muchos de los cortes ya realizados pueden ser equiparados lisa y llanamente al talado del árbol, lo cual afectaría la supervivencia de la especie".

Comentá la nota