Defensoría del Pueblo, otro órgano de control que pasaría a manos K.

Es que el Congreso, con mayoría K, debe nombrar al sucesor de Eduardo Mondino.
Cuando todavía no fue aceptada oficialmente la renuncia del Defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, quien dio un paso al costado para ser candidato a senador por el PJ cordobés, ya se barajan distintos nombres de candidatos a reemplazarlo. Y crece la preocupación por la posibilidad de que el oficialismo ocupe también este otro organismo de control, luego de la renuncia del fiscal de investigaciones administrativas, Manuel Garrido y los problemas del titular de la Auditoría General de la Nación, Leandro Despouy.

Entre los nombres de candidatos, suenan el de la titular de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, el de Eugenio Semino -ombudsman de la Tercera Edad (quien es impulsado por un grupo de dirigentes políticos y legisladores socialistas)- y el de Alejandro Nato, ex Defensor del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires en 2003.

Mondino anunció su repentina renuncia el lunes pasado pero recién el martes será presentada formalmente ante la Comisión Bicameral, que preside la senadora Roxana Latorre (del PJ reutemista) y que es la encargada de monitorear al organismo creado para proteger los derechos de los ciudadanos.

El Defensor es designado y removido por el Congreso con el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes de cada una de las Cámaras, donde hasta ahora tiene mayoría el kirchnerismo. Goza de las mismas inmunidades y privilegios que los legisladores. Dura en su cargo cinco años, pudiendo ser nuevamente designado por una sola vez. Mondino llevaba 9 años y medio

Mientras tanto, el cargo de ombudsman interino es ejercido por el Adjunto 1° del organismo, Anselmo Sella (del PJ cordobés), quien fue designado en 1999 según una propuesta del mismo Mondino. El adjunto N°2 es el radical, Juan José Mínguez.

El martes pasado, Sella, presentándose como el sucesor de Mondino de hecho, reclamó al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) que ordene a Edesur y Edelap abstenerse de efectuar cortes por falta de pago.

Por lo pronto, la conducción del organismo a cargo de dos funcionarios de extracciones políticas opuestas deja entrever cierta polémica que podría intensificarse si el kirchnerismo nombra a su reemplazante antes de las elecciones del 28 de junio.

Aunque, esa la polémica podría es menor a la que despertó la renuncia de Mondino para alinearse con el gobernador peronista de Córdoba Juan Schiaretti. Ayer en la residencia de Schiaretti se formalizó la oferta que será sometida al congreso del PJ cordobés, quien definirá los candidatos que llevará la Unión por Córdoba. En los últimos años, Mondino se había convertido en un crítico del kirchnerismo. Su renuncia despertó el "ninguneo" de Néstor Kirchner, quien restó importancia a sus intenciones de buscar una banca y dijo irónicamente respecto del ex ombudsman: "No lo conozco".

Mondino enseguida salió a contestarle con otra ironía: "No es extraño que Kirchner no me conozca, porque para hacerlo debería conocer la Constitución, ya que en estos nueve años y medio de gestión he venido ejerciendo un cargo constitucional".

Comentá la nota