La Defensoría de Frías propone un recambio en la docencia.

Los jóvenes que recién se reciben no pueden ejercer debido a que muchos maestros no se jubilan, a pesar de tener la edad de hacerlo. Ya hay gestiones oficiales.
A falta de uno, este año, el sistema educativo provincial hizo en Frías una apuesta fuerte a la formación de nuevos maestros, abriendo dos profesorados de formación docente y rompió así más de diez años de letargo, con el fin generar el recambio de profesionales de la enseñanza primaria. Ahora el desafío será que esta nueva camada de docentes, ávidos de comenzar a desarrollar su carrera dentro de sus aulas, tenga efectivamente lugar para hacerlo.

¿De qué forma? Tratando que los numerosos docentes que están en edad y años de servicio para jubilarse, puedan hacerlo. Justamente esta cuestión fue motivo de planteos realizados por maestros jóvenes -recién recibidos y otros con algunos años de haber culminado sus estudios- a la Defensoría del Pueblo de esta ciudad quienes todavía no pueden conseguir cargos debido a la escasez de cupos.

A su vez, la propia defensoría compartió esta inquietud con el Consejo General de Educación de la Provincia, puntualizando particularmente la situación de numerosos educadores que no deciden acogerse a los beneficios jubilatorios, fundamentalmente por la merma que se producirían en sus ingresos mensuales.

La idea es que se evalúe esta posibilidad y se contemple una legislación que ayude al recambio profesional en la docencia en función de apoyar a la permanente mejora educativa.

Comentá la nota