Defensor del Pueblo participó de audiencia pública en la puna.

En su calidad de Defensor del Pueblo de la Provincia de Jujuy, Víctor Galarza se presentó junto a asesores, en la Audiencia Pública en representación de los derechos de los usuarios del mercado disperso de energía,donde realizó observaciones y propuestas al Acuerdo de Renegociación Contractual Integral de EJSEDSA.
La presentación fue realizada en forma escrita que consta de 60 folios y también en forma oral con la cual se propuso lograr un mejoramiento de las condiciones del acuerdo alcanzado que ampare las necesidades del usuario del mercado disperso, contemplando la situación de desigualdad en que naturalmente el mismo se encuentra. El Defensor del Pueblo de la provincia precisó que los argumentos de hecho, de derecho y técnicos contenidos en el Informe expuesto, justificaron y fundamentaron cada una de las propuestas y modificaciones a sugerir.

En su exposición, Víctor Galarza, puso en conocimiento de las autoridades presentes los fundamentos de las modificaciones, propuestas y observaciones sobre el Contrato de Concesión y sus Anexos como así también a los siguientes puntos: Protección al Medio Ambiente, Régimen Tarifario y su clasificación, el Procedimiento del Cuadro Tarifario, Calidad del Servicio, Reglamento del Suministro y también del Área de Concesión, desarrollando temas como: la información al usuario; la facturación; medidor de calidad de servicio; Medidor o equipo de medición, reclamos o quejas; resarcimiento por daños; información a consignar en las facturas; reintegro de importes; quejas; facturas impagas, suspensión y cortes de suministro y sobre los intereses por mora, entre otros.

Además hizo propuestas sobre los consumos máximos a subsidiar y sobre los cargos fijos y variables en el mercado eléctrico disperso (MED CON REDES)

Sobre la particular situación de los usuarios del servicio del mercado eléctrico disperso, el Defensor del Pueblo argumentaba que la población puneña, se encuentra disgregada demográficamente difiriendo de la urbana por su idiosincrasia y sus hábitos de consumo, resultando necesario crear un marco regulatorio que tome en cuenta las necesidades de los mismos para tender las realidades diferentes en materia de consumo por vivienda, uso productivo de la electricidad, capacidad económica, etc.

En la actualidad, para los habitantes de la Puna la leña, el carbón y la tola, etc. siguen siendo su principal fuente de energía, con la cual satisfacen sus necesidades como cocción y calefacción, en tanto que la electricidad mantiene una contribución aún secundaria, en muchos casos inexistente. Todo ello por la falta de acceso a la red nacional.

Comentá la nota