El Defensor del Pueblo analizó situaciones del interior con sacerdotes Nazar y Pesutto

"Los sacerdotes expresaron la necesidad de encarar, la solución a los planteos que realizan los miembros de nuestra comunidad.
Tuvo lugar, en la sede de la Defensoría del Pueblo, una reunión propuesta por los sacerdotes Francisco Nazar y Miguel Pesutto en la cual, los mismos, tuvieron la oportunidad de dialogar con el titular del Organismo de la Constitución, José Leonardo Gialluca, respecto de diversas cuestiones que atañen a los pobladores del centro y oeste de nuestra provincia, sin desmedro de detenerse en temas relacionados con los habitantes de nuestra capital y otros puntos del interior.

En la ocasión, "los sacerdotes expresaron un total acuerdo respecto de la necesidad de encarar, por las vías institucionales y desterrando toda forma de violencia, la solución a los planteos que realizan los miembros de nuestra comunidad; remarcando la importancia que tienen las diversas obras que se han encarado en este último decenio en toda la región centro-oeste de Formosa, como la pavimentación de la Ruta Nacional Nº 81, la construcción de escuelas, hospitales, centros de salud, la mejora en los servicios de electrificación, entre otras, que son aportes fundamentales si se pretende mejorar la calidad de vida de la gente", sostuvo el Ombudsman.

Por otra parte, afirmó que "los párrocos señalaron que, al margen de las obras, que no son pocas, y de reconocerse que, tanto el Estado, como las organizaciones libres del pueblo y personas desinteresadas, trabajan a favor de las comunidades, independientemente que sean de criollos o indígenas, existen reclamos puntuales, que no son exclusivos de nuestra provincia, sino que están presentes en todo el país e incluso a nivel mundial y que guardan relación con problemas habitacionales, la necesidad de un mayor empleo, de contención a los jóvenes, para cuyo abordaje y resolución será necesario intensificar los canales de diálogo, visto éste como la única herramienta para la solución de las dificultades socioeconómicas de un pueblo".

Los representantes de la Iglesia, detallaron, al Defensor del Pueblo, punto por punto, una serie de cuestiones particulares referidas a los tópicos enunciados y el funcionario, por su parte, se comprometió a efectuar el pertinente traslado a las diversas áreas del Estado con competencia para resolverlas, como así también realizar el posterior seguimiento de los casos.

A su turno, Gialluca manifestó un total acuerdo con los sacerdotes, en el sentido de que el intercambio de ideas y la búsqueda de consensos es fundamental, resaltando que, tanto toda área del Estado, como seguramente la Iglesia, tienen como objetivo la consecución del progreso espiritual y material de la comunidad, por cuanto, es imprescindible el mancomunar los esfuerzos en tal sentido.

El Defensor del Pueblo, asimismo, detalló el trabajo que el organismo a su cargo viene realizando, de manera permanente, en la atención de cuestiones sociales relacionadas con las problemáticas enunciadas por los visitantes, comprometiéndose, en nombre de la Defensoría, a acrecentar los canales de acciones comunes e intercambio de información con los presentes, para un mejor abordaje y más pronta satisfacción de las peticiones que, en lo sucesivo, surjan".

Comentá la nota