Defensa tropezó ante Aldosivi

Los de Florencio Varela cayeron por 3-1 y desperdiciaron la oportunidad de subirse a la punta
Defensa y Justicia estaba ante la oportunidad de alcanzar temporariamente la punta de la B Nacional. Pero el equipo de Florencio Varela, que arrastraba un invicto de siete partidos, naufragó frente a Aldosivi, que jugó su mejor partido en lo que va del torneo. Al Tiburón le alcanzó con un muy buen segundo tiempo para imponerse con comodidad por 3 a 1, y postergó al Halcón; así, Unión, que visitará hoy a Deportivo Merlo, tendrá la posibilidad de tomar más distancia.

En el desarrollo global, fue el equipo marplatense el que tuvo más aplomo y manejó los tiempos del juego. Sobre todo luego del oportuno gol de Nasif, a la salida de un córner y a dos minutos del final de la primera etapa. Herido y con esa desventaja a cuestas, el conjunto conducido por Sergio Almirón inició el segundo tiempo con mayor vocación ofensiva, pero sin ideas claras. Entonces, aparecieron espacios que el local empezó a capitalizar. En especial, a partir de la labor de Frangipane, esta vez como volante central a la par de Gianunzio, un tándem que superó al buen criterio y manejo que en esa zona tiene Lorefice.

Además, Aldosivi explotó mejor los laterales con las proyecciones de Briones y un más activo Velásquez. Y sacó rédito de la permanente presión que imprimieron sus delanteros sobre la salida del rival. Como en la jugada que dio origen al segundo gol, con un quite de Velásquez, la habilitación de Aguirre y la corrida de Cayetá para eludir a Leyenda y convertir desde un ángulo muy cerrado.

Defensa y Justicia jugó sus últimas cartas, aun a riesgo de los contragolpes de su rival. Hasta que en uno de los intentos encontró el gol, con una exquisita definición de Patricio Pérez.

El marcador lo cerró Frangipane, la figura de la tarde, que definió de cabeza para coronar la mejor jugada del partido con casi una docena de toques previos.Aldosivi prolongó su recuperación, con siete puntos en las últimas tres fechas que le dan un respiro y abren ilusiones al equipo de Pablo Corti, tras un arranque del torneo que casi le cuesta el puesto al entrenador.

Comentá la nota