"La defensa del modelo es a ultranza, sin concesiones y lo refrendamos con nuestro trabajo diario"

"No soy candidato testimonial, porque nuestra defensa del modelo es a ultranza, sin concesiones y lo refrendamos con nuestro trabajo diario, eso lo saben, y no es necesario que lo explicite con ese tipo de candidaturas", sostuvo el intendente municipal, Ricardo Casi, a propósito del tema que envuelve a las listas oficialistas en la provincia de Buenos Aires.
También, en los días previos al cierre de las listas para las elecciones legislativas, cuando la danza de candidatos ocupaba la atención de todos, el intendente local, Ricardo Casi, al igual que muchos intendentes pertenecientes al Frente par la Victoria en la Provincia, fue mencionado ocupando un lugar de privilegio entre los candidatos a diputados provinciales por la II Sección Electoral.

Ricardo Casi dijo que su posible candidatura fue algo que no buscó. Admitió que fue impulsado por un grupo de intendentes con los que se siente identificado en la búsqueda de remover algunas viejas estructuras seccionales. Ahora, con los hechos consumados, dice sentirse aliviado, porque, sostuvo: "Mi prioridad es seguir al frente de la Municipalidad hasta diciembre de 2011 porque para eso la gente me votó".

Casi amplió sus conceptos: "Todos los que defendemos coherentemente este modelo tenemos un absoluto compromiso con el mismo, y en mi caso, se me ofrecía algo que no había pedido, pero – reconoció - es cierto que aparecía como cabeza visible de un grupo de intendentes que impulsamos generar una nueva corriente de opinión de los partidos políticos, y se vio como una posibilidad que ocupara uno de esos lugares en la lista de candidatos a diputado con todo el apoyo del gobierno provincial. Sin embargo, - sostuvo – el peso de una estructura partidaria muy rígida, muy anquilosada no lo permitió".

Consultado sobre la importancia de las elecciones del próximo 28 de junio, recordó, "no hubo gobierno en los últimos cien años que terminaban bien su segundo mandato. En general en las legislativas se licuó el poder, y en este caso, tras el conflicto del año pasado se definieron claramente dos modelos, el de aquellos que llevaron al país al borde del caos en el 2001, aplicando políticas neoliberales y acatando sus recetas de recetas, o lo que ocurrió a partir del 2003 con Kirchner a la cabeza, cambiando el rumbo, consolidando un modelo propio de desarrollo que tiene que ver con nuestra autonomía ,sin los condicionamiento del FMI, un modelo propio que nos permitió ponernos de pie ante el mundo y cuyo principal reflejo es que hoy soportamos la crisis mundial sin secuelas importantes. Eso dos modelos son los que están en juego en las próximas elecciones", sostuvo finalmente.

Comentá la nota