"Es en defensa del modelo de sociedad"

Muy cercano a Hugo Moyano, el dirigente de los judiciales, Julio Piumato, anticipa que la CGT realizará hoy uno de las mayores actos de los últimos tiempos. Pide lugares en las listas de candidatos para el sindicalismo.
El dirigente de Judiciales, Julio Piumato, será uno de los rostros de la concentración de la CGT que hoy paralizará la ciudad y que, ellos prometen, batirá records de convocatoria. "Como decía (Arturo) Jauretche, cuando los pueblos van a la batalla, lo hacen cantando", dice Piumato. El único orador será Hugo Moyano, su discurso comenzará a las 15. Las columnas de los gremios se ubicarán en torno de un gran escenario montado sobre la 9 de Julio, a metros de la avenida Belgrano, en dirección al Sur. Piumato es un hombre de confianza de Moyano desde que ambos crearon el MTA que enfrentó al menemismo en los ’90. "Va a ser una concentración histórica", promete Piumato ante Página/12.

El rol de Piumato en la CGT es valorado por Moyano. Desde aquella famosa marcha contra la Reforma Laboral en que fue herido, Piumato se convirtió en uno de los colaboradores del camionero. Eso explica por qué es uno de los hombres que la CGT ha elegido para ser candidato a diputado nacional. La central está presionando para ubicarlo en alguna de las listas K de la ciudad. Por si las negociaciones se frustran, la CGT ya inscribió en la Justicia un espacio electoral para competir en el distrito porteño: el Frente por el Trabajo y la Producción, del que también forma parte el ex secretario de Obras Públicas porteño Abel Fatala y que tiene el apoyo del ministro de Planificación, Julio De Vido.

La concentración será monitoreada por un equipo de seguridad numeroso, formado por varios miembros del consejo directivo de la CGT. En las semanas previas, algunos rumores alertaban que filiales disidentes de la Uocra –las de La Plata y Quilmes, que no responden a Gerardo Martínez–, como también dirigentes vinculados con el peronismo disidente y al gastronómico Luis Barrionuevo estaban evaluando asistir para promover enfrentamientos. La CGT se enteró de las versiones y se preparó en consecuencia. "Lo de mañana (por hoy) va a ser muy grande como para que si pensaron hacer algo puedan tener efectividad o resultados. Va a ser una fiesta", garantiza Piumato a Página/12.

–¿El acto busca presionar por candidaturas?

–Con una democracia más participativa es lógico que los trabajadores tengan representación parlamentaria. Lo ideal sería que fuera proporcional al rol que tienen en la producción de la riqueza, pero lo importante es que al menos la participación sea creciente. Pero estos temas jamás se plantearon en función del acto: esta convocatoria se hizo antes del adelantamiento de las elecciones. El sentido del acto es festejar el 1º de Mayo y defender el modelo de la sociedad a la que aspiramos.

–¿Cómo tomó las declaraciones del presidente de FIAT, Cristiano Ratazzi, miembro de la nueva conducción de la UIA, que cuestionó el proteccionismo y dijo que el capitalismo local debía ser más eficiente?

–Vive en una burbuja, pero no en una burbuja financiera porque ya se habría esfumado. Antes de hablar de Cristiano recordemos lo que significa el costo laboral en la industria automotriz: es insignificante. Lo que sale pagar a los trabajadores de la actividad equivale a la guantera de un auto. Sin embargo, cada vez que llega el momento de discutir salarios, Cristiano llora como si tuviera que entregar a su madre.

–La nueva conducción de la UIA parece menos preocupada por defender al mercado interno. ¿Están girando hacia un nuevo modelo económico?

–¿Pero de qué mercado externo hablan? Es suicida, porque hoy el mercado internacional adolece de la capacidad de exportar. Lo que pasa es que muchas empresas no responden a las necesidades de sus inversiones en la Argentina sino a la estrategia global de quienes buscan trasladar el costo de la crisis a los países periféricos.

–¿Es posible que el peronismo gire a la derecha en el 2011?

–Acá se pueden decir peronistas Adelina De Viola o De Narváez. ¿Pero qué tienen de peronistas? El peronismo tiene una concepción filosófica que está en La Comunidad Organizada: que define al hombre no como individuo aislado, sino comprometido con su comunidad, donde el ser humano no se realiza si no es en una comunidad que se realiza. Nadie puede decir que hace peronismo sino defiende la justicia social, la soberanía política, la independencia económica y la integración latinoamericana. Con los que defiendan esa doctrina, después podremos discutir si son muy muy o tan tan. Pero hoy se dice peronista cualquier distraído que pasa por ahí. Porque saben que sin el peronismo no pueden llegar a gobernar. Creen que con plata se puede comprar el disfraz de peronista.

–¿Qué piensa de Francisco De Narváez y la denuncia sobre sus llamados telefónicos con un traficante de efedrina?

–Yo respeto mucho al pueblo colombiano, pero escucho hablar de millonario y colombiano y sospecho.

Comentá la nota