En defensa de la intimidad.

En sintonía con Rafael Nadal, las figuras de la Copa Telmex coincidieron en que el nuevo control antidoping de la WADA es persecutorio y exagerado.
No es justo sufrir una persecución como ésta. Te hacen sentir como un criminal. Ni siquiera mi madre sabe dónde estoy cada día. Es una falta de respeto a la privacidad. No podemos estar asustados por un cambio de planes de último momento, es una exageración". Rafael Nadal se enojó, el número 1 del mundo levantó la voz. El nuevo código antidoping de la WADA (Agencia Mundial Antidoping, según sus siglas en inglés) generó una gran polémica. La Copa Telmex suele ser un buen termómetro cuando los temas se plantean temprano en la temporada. Como hace dos años pasó con las quejas de los jugadores por el sistema de round robin, ahora fue el doping el que, en el Buenos Aires, levantó polvareda.

Como deporte olímpico, el tenis está sujeto a reglas internacionales. Los jugadores tuvieron que firmar el nuevo código a principios de año y en él se especifica que los primeros 50 tenistas del ranking mundial deben informar trimestralmente su ubicación exacta durante una hora de cada día, con el fin de que se puedan realizar controles sorpresivos. Tres ausencias en 18 meses podrían significar una sanción para un jugador, incluida una suspensión.

"Me parece demasiado, ¿no? Tener que estar avisando todo el tiempo dónde está uno para que vengan a hacerle un control en cualquier lado y a cualquier hora. Es una invasión a la intimidad", comentó el español Juan Carlos Ferrero, ex número 1 mundial, que apoya la movida de Rafa: "Sé que no le ha gustado nada el tema. Nos tendríamos que juntar los tenistas y hacer algo. Si Rafa quiere encabezar un movimiento, yo estaría con él sin dudarlo".

David Nalbandian no se anduvo con medias tintas: "Hay muchísimos jugadores que no lo comparten. A principios de año, llenamos una planilla, con un montón de cosas y no sé por qué nos tienen que perseguir así. Me parece exagerado. Es demasiado tener que avisar cada cinco minutos si vas a salir, si te vas a pasear o te vas a? pescar. No me parece que tengamos que someternos a eso. Sería bueno que nos juntáramos, porque a la mayoría no le gusta este sistema".

Unirse no es un tema fácil, admitió Ferrero, quien agregó: "La ATP debería defender un poco más los intereses de los jugadores, pero ya sabemos que eso no es tan así. Ahora que están Rafa y Federer dentro del consejo [de jugadores], espero que podamos tener más opinión".

El escocés Andy Murray, el francés Gilles Simon y la norteamericana Serena Williams, número 1 entre las chicas, apoyaron a Nadal. El británico contó que hace unas semanas lo controlaron en su casa a las 7 y que el agente insistió en verle dejar la muestra aun cuando tenía los pantalones en los tobillos.

El único que se manifestó en favor de los controles fue Roger Federer. No es poco. El suizo, cuatro años número uno y actual 2° del ranking, dijo: "No podés llamar a alguien y decirle: «Mirá, quisiéramos hacerte un test en dos días». Aquellos que son tramposos también son inteligentes para eludir controles".

David Howman, presidente de la WADA, se reunirá en Londres con representantes del atletismo, el tenis, el cricket y el rugby, deportes desde los que salieron las mayores quejas. En declaraciones que reprodujo la agencia ANSA, dijo: "Cuidamos mucho que el reglamento no sea ilegal. Las medidas forman parte de competir bajo ciertas reglas, como tampoco se puede patear a un árbitro o insultarlo. Si un atleta está limpio, tiene que estar localizable".

En el área de jugadores de la Copa Telmex, Juan Mónaco también descargó su bronca: "No está bien que nos controlen así. Nos hacen entre 10 y 15 controles al año en los torneos que quieren, pero que les tengamos que dar esta información me parece totalmente ridículo. Tuvimos una reunión entre los jugadores en Australia y hubo un desacuerdo absoluto con la gente del antidoping. Nos dijeron que en Indian Wells íbamos a tener otra reunión. Rompen la privacidad de alguien. No tenemos tanta libertad para tomar algo porque nos controlan todo el tiempo. Yo estoy con dolores y no tomo nada; me lo banco; a lo sumo, un antiiflamatorio. Es un abuso total".

Martín Jaite, director de la Copa Telmex y ex top ten , fue contundente: "Me parece una locura. Se están metiendo demasiado en la privacidad de una persona. No puede ser que el tipo esté descansando y se metan en su intimidad. Con los controles que hay en los torneos, basta y sobra. Lo digo desde un punto de vista humano".

* Ricci Bitti: "Hay que mantener el deporte limpio"

Francesco Ricci Bitti, presidente de la Federación Internacional de Tenis y miembro del COI, defendió los controles: "Tenemos en claro las dificultades que conlleva la aplicación de las nuevas reglas en el tenis, pero el objetivo de todos es mantener el deporte limpio. Y los exámenes fuera de competencia son una parte vital del código mundial antidoping".

Comentá la nota