En defensa de la autogestión

Los distintos organismos que administran los centros de salud provinciales harán público hoy su rechazo al proyecto de ley de salud del Ejecutivo, que los disuelve y recupera la responsabilidad del Estado en brindar esos servicios.
Los consejos de administración de hospitales provinciales harán público su desacuerdo con el proyecto de ley de salud presentado por el Ejecutivo, y anunciado por el ministro de Salud provincial, Miguel Angel Cappiello, que propone terminar con los hospitales de autogestión y trabajar con otra modalidad para "readecuar la estructura del ministerio y llevar adelante nuevas políticas de salud", según indicó Cappiello. La iniciativa genera rechazo generalizado. Carlos Verón, del Consejo de Administración del Hospital Cullen, de la ciudad de Santa Fe, consideró que la iniciativa es "ridícula". Por eso, hoy harán una conferencia de prensa en la capital provincial. La intención de los consejos es que "la sociedad sepa por qué nos oponemos, ya que muchos de los argumentos del ministro para presentar este proyecto no tienen sentido", dijo y detalló: "El ministro se refirió a las compras, y dijo que los consejos las hacen mal. No es así. El problema es que se esconden cosas", advirtió. Además, el vocero de los consejos aseguró que recibieron apoyo de los legisladores provinciales que tuvieron contacto con ellos. Según Verón, les aseguraron que el proyecto de ley -que comenzaría a tratarse este mismo mes en Diputados- "no pasará".

El conflicto se encendió el 23 de diciembre pasado, cuando el ministro Cappiello anunció que se había elevado el proyecto de ley a la Legislatura santafesina para dejar sin efecto los consejos de administración de los hospitales públicos provinciales. El funcionario argumentó que el objetivo del Ejecutivo es reordenar el sistema sanitario público provincial, a partir de un nuevo ordenamiento jurídico que dispone disolver los consejos de administración y los asesores en los hospitales provinciales y Samcos. En aquel momento, el titular de la cartera sanitaria provincial había explicado: "Cuando asumimos, en 2007, encontramos una deuda de casi 26 millones de pesos, que saldamos; en 2008, una de 29, que también saldamos; y seguramente de 2009 saladremos otra de más de 30 millones de pesos". Cappiello aseguró que de ese monto, en diciembre pasado se había pagado casi la mitad.

El proyecto de ley presentado a la Legislatura propone "establecer un régimen uniforme para la organización y financiamiento de la atención integral de la salud en la provincia, a través de la creación de la Red Pública Provincial de Servicios de Salud, "fundada en el reconocimiento de la responsabilidad del Estado provincial de garantizar el derecho a la salud de los habitantes", según dicen los fundamentos. La red estaría formada por el conjunto de recursos, servicios y acciones del Estado provincial, que apuntan a garantizar el derecho a la salud de toda la población.

La respuesta de los consejeros y trabajadores de los consejos no se hizo esperar. Desde distintos centros asistenciales salieron al cruce de esos argumentos, y aseguraron que se trata de una iniciativa "ridícula"; porque "se busca centralizar, cuando está comprobado que eso realmente empeoraría las cosas, máxime cuando se habla de salud", explicó Verón, quien adelantó que las respuestas se plantearán en la conferencia de prensa que brindarán hoy, a las 10, en el salón auditorio del Hospital de Niños "Orlando Alassia". Los consejos de administración habían emitido la semana pasada un documento de rechazo, pero ahora decidieron ir por más.

Desde los consejos negaron que tanto las compras como el manejo de personal se estén haciendo mal, o con "muchas libertades" -como dijo el ministro-, quien argumentó la necesidad de contar con un "mayor control en la administración de los hospitales". Verón recordó que "cuando este gobierno llegó, impuso por medio de una resolución ministerial que no se hagan contratos sin autorización, y el propio ministro dijo en ese momento que de esa manera se le quitaba poder a los consejos de administración".

Además, aseguró que el ministerio "nunca dio respuestas sobre ningún recurso; pero hay que tener en cuenta que si los consejos de administración no existieran, los hospitales se caerían y directamente no habría atención médica pública". Y en el mismo sentido, consideró que el proyecto presentado tiene un solo objetivo: "Persigue fines políticos, porque como el ministro no puede gobernar los hospitales, presenta este proyecto para modificar todo a favor de ellos", aseguró.

Por otro lado, el consejero reclamó que el funcionario "en ningún momento llamó a nadie de los hospitales para que el proyecto sea participativo; es más, los representantes de la comunidad (de los consejos administrativos) estuvieron reunidos antes de la presentación de la iniciativa con el gobernador Hermes Binner, quien prometió que habría un espacio de discusión, por eso no se entiende por qué después el gobierno sale con este proyecto", apuntó.

Al mismo tiempo, Verón señaló: "En charlas entre los consejeros, los compañeros de otros hospitales aseguraron que tenemos el apoyo de todos los diputados y que no va a pasar el proyecto". Y aunque en ese punto se mostró confiado, manifestó que lo más preocupante para los consejeros es "la idea de salud que tiene el ministro, pero sobre todo su objetivo, que no le permite pensar en los intereses de la sociedad".

En la conferencia de hoy estarán presentes los consejeros de los hospitales Cullen, de Niños "Orlando Alassia", del Vera Candiotti, Gumersindo Sayago, entre otros de la ciudad de Casilda, y algunos de Rosario, que también fueron invitados.

Comentá la nota