La defensa del arroyo Balta se encarniza

La defensa del arroyo Balta se encarniza

“Salvemos al arroyo Balta” piden mediante un pasacalle desde el Museo. Mientras se espera la reunión con integrantes de una consultora y el OCCOVI, siguen las discusiones por alternativas a las destructivas obras.

El reclamo del Museo de Ciencias Naturales “Carlos Ameghino” continúa, y a la negativa a las obras de canalización del arroyo Balta la manifiestan ahora a través de un pasacalle, clocado estratégica e intencionalmente frente a la Municipalidad de Mercedes, lugar donde se toman las decisiones. En tanto, esta semana se prevé una nueva reunión con integrantes del OCCOVI, a la que se sumarían los miembros de la consultora Consulbaires, que a pedido de los legisladores se llegarían a esta ciudad para atender las demandas que han sido planteadas, teniendo en cuenta el interés arqueológico de la zona de obras y el decisivo impacto ambiental que tendrían las mismas. Incluso se presume que de no haber una solución satisfactoria podría llegarse a un recurso de amparo.

Con una dilatada construcción que lleva cerca de dos décadas, la autopista Luján Mercedes ha traído diversos dolores de cabeza en estos años, sobre todo en lo que tiene que ver con los reiterados parates en las actividades, los frecuentes accidentes a causa de los terraplenes montados, la escasa movilidad y visibilidad, así como otras complicaciones para el tránsito, y ahora es el turno de la cuestión ambiental, teniendo en cuenta que se pretende desaguar toda una zona en el arroyo Balta. Es así que en este 2009 que parece llegar el final de la etapa en construcción el nuevo problema estalló con el ingreso del expediente 114/09 al Departamento Ejecutivo, con el que la empresa Homaq SA (a cargo de las obras y la concesión, con diferentes nombres, desde el inicio mismo de las privatizaciones de las rutas) solicitó autorización para el dragado del curso de agua.

Lo cierto es que en la cantera ubicada sobre el arroyo Balta y la ruta 5 ha sido declarada reserva por ordenanza, con la idea de realizar allí un proyecto educativo, por parte del Museo “Ameghino”. Este sitio que es una Reserva Natural sería, según apuntan los que saben “mortalmente afectado” por la canalización.

En los últimos días, y luego de que pasaran meses de desatención tras haberse redactado la ordenanza que protege el lugar, el municipio se ha visto forzado a exigir a la Nación la posesión del sitio en el que la cava está ubicada, y también está involucrado en el tratamiento de la discusión por el trabajo a realizarse, aunque considera que “no hay vuelta atrás” para su realización, minimizando el impacto ambiental.

En tanto, la negativa a la canalización ya expresada sigue firme y desde el Museo se trabaja por evitarla. Y no se descarta que judicialmente se plantee un recurso de amparo para proteger el lugar de las excavadoras y máquinas.

La definición de este tema se podría dar en estos días, en que se suceden las reuniones entre los integrantes de la “Cooperadora del Museo Carlos Ameghino” (quienes firman el pasacalle colocado frente a la comuna) y se espera un nuevo encuentro con los encargados del control y el estudio de las cuestionadas obras.

Los argumentos que esgrimen, sobre posibles inundaciones en la zona de La Pampita, en Gowland, han sido desvirtuados a partir de consultas con los propios habitantes de la zona, que negaron que eso suceda. Asimismo, se pretendería solucionar todo mediante el planteo de limpieza de zanjas existentes, como las del ferrocarril, que podrían servir de sangría en el caso de necesidad extrema de desagüe del Balta, sin la necesidad de más canalizaciones ni de ocupar terrenos linderos, lo que se postularía como improbable. La discusión sigue planteada y con argumentos encontrados.

http://www.noticiasmercedinas.com/090309balta.htm

Comentá la nota