Defendió el Fondo Monetario la independencia del Banco Central

"Es muy importante", afirmó su vocera; inquietud en el Departamento de Estado
WASHINGTON. ? Tanto el gobierno de Barack Obama como el Fondo Monetario Internacional (FMI) coincidieron en poner atención en la incierta situación del Banco Central (BCRA) y la incierta evolución de la crisis que lleva ya varias semanas.

"La independencia del Banco Central es muy importante a la hora de formular política monetaria", dijo la vocera del FMI, Caroline Atkinson, cuando se le consultó sobre la incierta situación de la entidad reguladora en nuestro país.

"Seguimos la situación de cerca y con interés", reiteraron ayer a La Nacion en el Departamento de Estado. Más allá de las formalidades, fuentes locales insistieron en que hay inquietud por la evolución de una crisis que lleva ya semanas. Y que se ha extendido en el tiempo más allá de todo pronóstico.

En lo que concierne al FMI, el "caso argentino" viene siendo motivo de consulta recurrente en las habituales ruedas de consulta de los días jueves en el organismo que por ahora conduce Dominique Strauss Kahn.

Ayer, no fue la excepción. Si bien Atkinson evitó citar específicamente la situación de la nueva titular del BCRA, Mercedes Marcó del Pont, sí insistió en que, a juicio del FMI, la "independencia del Banco Central es muy importante a la hora de formular la política monetaria en todo el mundo". La pregunta que se le formuló a Atkinson aludió específicamente a la situación de la entidad monetaria argentina.

El otro punto al que aludió Atkinson fue la tantas veces anunciada ?y hasta ahora no concretada- disposición del gobierno argentino para que el FMI revise las cuentas oficiales de la economía del país, como compete a cada uno de los socios del organismo.

"No tengo ninguna información que dar al respecto", dijo la funcionaria. La visita, denominada "Artículo IV", se viene anunciando desde meses atrás, en que el ministro de Economía, Amado Boudou, anunció esa posibilidad e incluso mantuvo reuniones con el responsable del Departamento Occidental de la entidad, el chileno Nicolás Eyzaguirre.

La situación del Banco Central ha generado inquietud en medios locales. "El retroceso de la credibilidad del país es notable", dijo a La Nación un economista habituado a lidiar con organismos de crédito internacional.

"Uno de los problemas más serios que tiene el país es la credibilidad de las cuentas. Y, con un Banco Central que admite dependencia del gobierno, las cosas no pueden ir a mejor", añadió.

La Argentina no permite que el FMI analice su economía y sus estadísticas oficiales desde 2006, en que canceló sus deudas con el organismo. Inmediatamente después, comenzaron las objeciones a indicadores oficiales, sobre todo, al de la inflación.

Y, si bien en los últimos meses el Gobierno ha dado señales de acercamiento al FMI, como parte de su estrategia para volver al mercado internacional de capitales, lo cierto es que hasta ahora, no hay fecha para que la anunciada revisión se lleve a cabo. Se trata de una misión que se lleva a cabo la mayoría de los países, todos los años.

CAROLINE ATKINSON

Rubro al que se dedica

* Preocupación: "La independencia del Banco Central es muy importante a la hora de formular política monetaria"

* Sin novedades: " No tengo ninguna información que dar al respecto", sobre la posibilidad de que se concrete la misión del artículo IV, demorada desde 2006.

* Baja de credibilidad: La mayoría de los economistas que siguen en Washington y en Nueva York la situación de la Argentina consideran que la designación de Marcó del Pont en el BCRA refleja un mayor deterioro en la situación institucional del país. En ese sentido, creen que aunque el canje para salir del default se concrete, será difícil el regreso del país a los mercados voluntarios de deuda.

Comentá la nota