El PS defendió a Bistoletti y criticó a Monti y al PJ

El socialismo salió a retrucar las fuertes críticas que recibiera el juez Edgardo Bistoletti, propuesto por el gobernador Hernes Binner como próximo defensor del Pueblo de la provincia, aunque sólo las del PJ no así las provenientes de sus socios demoprogresistas o radicales que, paradójicamente, acusan al postulado de haber pertenecido a la cooperativa peronista de la década del 80 y por esa relación haber entrado a la Justicia por la ventana.
El bloque de diputados del Partido Socialista emitió en las últimas horas un comunicado titulado "Cree el ladrón que todos son de su condición", con el que critican declaraciones de su par peronista, Alberto Montí, quien endilgó a Bistoletti haber sido "funcional" a los socialistas (que gobiernan Rosario) archivando rápidamente la causa del desmoronamiento de la barranca en el parque España.

De acuerdo a la respuesta del PS a Monti, "las declaraciones de determinados personajes políticos suele con bastante frecuencia, traer sobre el tapete y ratificar su vigencia en el imaginario popular, el dicho según el cual el ladrón cree que todos son de su condición" y agrega que "prueba de ello son las afirmaciones vertidas por el histriónico y aventurado diputado Alberto Monti, bastante conocido en el reducido ámbito de su patria chica y que llegó nuevamente a una banca por sus fueros, sin duda, después de haber ejercido durante algunos períodos el cargo de presidente comunal" de la localidad de Correa.

Favores políticos. Los socialistas se quejan de que "acusa el diputado al gobernador de «estar pagando favores políticos» ante la propuesta, efectuada por éste, del juez correccional Edgardo Bistoletti para ejercer la Defensoría del Pueblo. Basta recordar los nombres de quienes han sido titulares de ese órgano de control durante las distintas administraciones peronistas: Norberto Nicotra, Rubén Dunda, María Angélica Gastaldi, Carlos Bermúdez; todas personas honorables pero, como cualquier santafesino sabe, de reconocida filiación y militancia peronistas. Es decir, el PJ, en estos casos, no pagó favores políticos, sencillamente designó a personas de su dirigencia partidaria para «proteger los intereses de los individuos y la comunidad frente a los actos, hechos u omisiones de la administración pública provincial» como establece textualmente la ley 10396.

Para los legisladores del PS, en buen romance, "durante muchos años el responsable de controlar era compañero de ruta de aquellos sobre quienes debía ejercer ese control" y dicen no tener noticias de que "esta situación haya escandalizado, ni siquiera llamado la atención, al diputado de marras".

Una situción diferente. Recuerdan además los diputdos socialistas, que es de público conocimiento que "idéntico procedimiento se practicó para la designación de los integrantes del Tribunal de Cuentas, jueces, camaristas y hasta jueces de Paz (basta recordar las designaciones de Reutemann durante sus gobiernos). Obviamente, como manda la ley, avalados por la Asamblea Legislativa, con mayoría automática peronista. Hoy la situación es, a todas luces, distinta".

En ese sentido, destacan el decreto 3053, donde Binner establece "claramente un procedimiento transparente para la designación del Defensor del Pueblo, con publicidad de las propuestas, la oportunidad de que cualquier ciudadano pueda observar u objetar a los propuestos, dando a éstos la ocasión de demostrar idoneidad profesional y moral para ejercer el cargo. El simple hecho de que hoy se esté opinando a través de los medios de comunicación acerca del primer nombre propuesto es prueba de que estamos en el camino correcto".

Los socialistas finalizan diciendo que el peronismo podría haber "empezado a pensar en otro modo de designación" en algún momento de los últimos 25 años. Quizás el "otro punto de vista que propone Monti sea designar a dedo a algún conspicuo y reconocido dirigente del Frente Progresista. Hemos elegido otro camino, y seguiremos en él, mal que le pese al señor diputado Monti".

Comentá la nota