Por decreto, Jorge Sapag tendrá una ministra de Coordinación

Será una figura similar a una Jefatura de Gabinete y estará a cargo de Zulma Reina, hasta ayer secretaria de Estado. Tobares tendrá más funciones de gobierno.

Educación tendrá rango de Secretaría de Estado. Daniel Vincent fue ratificado al frente de Salud y César Pérez en Desarrollo Social.

Después de muchas especulaciones y versiones cruzadas que circularon en estos últimos días en el entorno del Ejecutivo neuquino, el gobernador Jorge Sapag definió ayer, por decreto, reestructurar su Gabinete. Lo más saliente será, por un lado, la creación del Ministerio de Coordinación -una especie de Jefatura de Gabinete- para el que fue designada la hasta ayer secretaria de Estado de Control de Gestión Zulma Reina y, por el otro, el ortorgamiento de más poder a Jorge Tobares, quien además del Ministerio Gobierno que conducía, continuará al frente de Educación (que se convertirá en Secretaría de Estado junto a Cultura) y sumará a su cargo los misterios de Trabajo, Justicia y Derechos Humanos, dejados por César Pérez. Éste último quedó confirmado como ministro de Desarrollo Social.

El otro cambio será la aparición en la estructura ministerial de la Secretaría de Estado de Seguridad, cuyo titular será Guillermo Pellini (hasta ayer secretario de Estado de Relaciones Institucionales y Coordinación).

Por otra parte, y pese a los rumores que lo habían señalado como uno de los funcionarios que abandonarían el gobierno, Daniel Vincent fue ratificado como ministro de Salud.

Como no agregó ministerios ni secretarías a la estructura del Gabinete, Sapag hizo uso del artículo 35 de la Ley Nº 2571, que lo faculta a decidir por decreto estos cambios.

El mismo artículo 35 también le permite al gobernador disponer "la creación o supresión de subsecretarías y a reasignar la dependencia funcional de los organismos y empresas públicas; y a disponer la aplicación de los artículos 34 y 36 de la Ley 2265 en todo el ámbito de la Administración Pública provincial para el mejor cumplimiento de la presente ley".

En este sentido, ayer se supo que la semana que viene comenzará el análisis de estos temas. Se especula con la posibilidad de que algunas subsecretarías desaparezcan y que unos pocos organismos del Estado puedan ser absorbidos por otras áreas.

Hermetismo

La noticia de los cambios en la estructura de ministerios fue dada a conocer anoche a través de un comunicado oficial del gobierno provincial, luego de una jornada llena de hermetismo y de reuniones que se llevaron a cabo en el Espacio Duam.

Según trascendió, el gobernador ratificó uno por uno a los ministros y secretarios que seguirán en el Gobierno, tanto a aquellos que continúan en sus puestos como a los que se les designará otra función.

Lo mismo hizo con los funcionarios salientes, tal como sucedió con el hasta ayer subsecretario de Vivienda, Herminio Balda, quien, como estaba previsto, le presentó su renuncia al mandatario neuquino.

Apoyo a Herminio Balda

Unos 50 manifestantes fueron a la puerta del Duam -donde se hizo la reunión que definió los cambios en el Gabinete- a apoyar al renunciante subsecretario de Vivienda.

Neuquén > En la puerta del Espacio Duam, unos 50 manifestantes se expresaron ayer en apoyo al hasta ayer subsecretario de Vivienda, Herminio Balda, en momentos en que adentro de ese mismo lugar el funcionario le presentaba la renuncia al gobernador Jorge Sapag.

Eduardo Oviedo, uno de los referentes del grupo de apoyo a Balda, indicó que entre la gente que lo acompañaba se encontraban empleados del IPVU, la ADUS, militantes del MPN y vecinos de Neuquén capital.

"Estamos acá porque nos enteramos de la noticia de su renuncia, algo que entendemos que es desacertado y por eso venimos a brindarle nuestro apoyo", dijo Oviedo y agregó: "No se puede dejar a Balda afuera del gobierno cuando fue él coordinador de la campaña Sapag-Pechen".

Los manifestantes habían arribado al espacio Duam unos minutos antes de las 18, momento en que dentro del centro de convenciones había comenzado el encuentro de Sapag con sus funcionarios.

Comentá la nota