Decomisaron 600 cajones de merluza entera en estado de descomposición

Decomisaron 600 cajones de merluza entera en estado de descomposición
El Departamento de Pesca de la delegación municipal Puerto decomisó 19 toneladas de merluza común entera en avanzado estado de descomposición, que estaban a punto de ser convertidas en filetes.
La materia prima aguardaba su procesamiento depositada en un total de 600 cajones plásticos, en el interior de una planta que no cuenta con habilitación municipal para desarrollar la actividad pesquera, ubicada en la calle Guanahani al 4500 que culminó clausurada tras el procedimiento.

El olor desagradable que emanaba del lugar alertó a los vecinos de sus alrededores, quienes denunciaron la situación ante el departamento de Pesca de la delegación. De inmediato, esa dependencia dispuso el envío de personal para inspeccionar el establecimiento. Los agentes constataron la fuerte pestilencia que provenía del interior de una aparente "planta pesquera. Una vez dentro de la planta, los inspectores se encontraron frente a 600 cajones de merluza entera hedionda que esperaba ser procesada. Fiscalizadores sanitarios determinaron la evidente alteración de sus características organolépticas, con indudables signos de degradación, confirmando que se estaba ante un producto no apto para consumo humano.

"Quienes ostentaban la tenencia de esta mercadería no pudieron demostrar su procedencia?, aseguró Roberto Gianatiempo, jefe del área de Pesca. El funcionario que encabezó el operativo, añadió que ?los responsables no sólo no exhibieron ninguna documentación del pescado ante los agentes, sino que además ese lugar tampoco contaba con habilitación municipal que lo acreditara para desarrollar actividades de procesamiento pesquero?.

En virtud de este cúmulo de razones, los agentes procedieron al decomiso de los 600 cajones de merluza en descomposición y a la clausura del establecimiento. A razón 31,5 kilogramos de peso promedio por cada cajón, la cifra total del pescado enviado a la planta de harina para su desnaturalización trepó, aproximadamente, a las 19 toneladas.

Comentá la nota