Declaró Zanola y rechazó las acusaciones

El titular del gremio de los bancarios, Juan José Zanola, negó ser integrante de una asociación ilícita que comercializaba fármacos adulterados o falsos.
El sindicalista bancario Juan Zanola negó ante la Justicia ser jefe de una banda que comercializaba medicamentos adulterados o falsos, mientras la investigación comenzó a apuntar de manera más directa al Gobierno, ya que la Fiscalía pidió la indagatoria del ex Superintendente de Servicios de Salud (SSS) Héctor Capaccioli, uno de los recaudadores de fondos para la campaña presidencial de Cristina Fernández.

Capaccioli aseguró a través de voceros que está "a total disposición" de la Justicia, negó relación con el caso y dijo que tiene la "conciencia limpia" por su actuación mientras fue el funcionario encargado del control de las obras sociales.

En tanto, hoy hubo cuatro nuevos detenidos en la causa dirigida por el juez federal Norberto Oyarbide -con lo cual suman 15-, entre ellos Solange Bellone, la viuda de Sebastián Forza, una de las víctimas del "triple crimen de General Rodríguez", acusada por ser directora de una droguería sospechada de comercializar remedios falsos.

"Zanola negó los cargos que se le imputan y no contestó preguntas", informó a DyN una fuente judicial, que agregó que el gremialista seguirá detenido.

En tanto, la mujer de Zanola y ex directora del Policlínico Bancario (POBA), Paula Aballay, también presa, se negó a declarar, mientras el titular de la droguería "San Javier", Néstor Lorenzo, -proveedor de remedios a obras sociales- dijo que compró legalmente todos los medicamentos y que para eso tenía un farmacéutico que lo asesoraba, informaron los voceros.

"Zanola hizo un descargo negando las imputaciones y señalando que de muchas acusaciones necesitaba ver la prueba para poder declarar. Hicimos saber la imposibilidad material para poder tomar debidamente conocimiento de los elementos de la causa", dijo su abogado, Armando Murature.

Precisó que Zanola sólo contestó preguntas del fiscal sobre el fideicomiso firmado por el Banco Provincia de Buenos Aires y la obra social bancaria (OSBA) para garantizar pagos a proveedores y explicó "en qué consiste y cómo funcionaba". Además contó que Oyarbide le negó la prisión domiciliaria a Zanola y que hoy apeló el rechazo de la excarcelación.

En tanto, Lorenzo -quien seguirá declarando mañana- sostuvo que "todo lo que compró fue en blanco" y que en su droguería tenía el asesoramiento de un farmacéutico para la compra y venta de remedios, ya que él no sabía sobre el negocio de la salud.

Además, agregaron las fuentes, dijo que "hizo una mala inversión en la policlínica bancaria".

Otra acusada, María Victoria Berisso, empleada de "San Javier", hizo una "breve exposición" en la que negó los cargos y explicó qué funciones cumplía. Luego se negó a contestar preguntas por no haber accedido a las pruebas en su contra, explicó a DyN su abogado, el ex juez Mariano Bergés.

El letrado señaló que pidió la excarcelación y adelantó que la mujer ampliará la declaración cuando acceden al expediente.

También declaró la ex vicedirectora del POBA, Susana Fiona, quien relató los movimientos con los remedios y las recetas que se hacían con los pacientes en la obra social. Por último, esta noche estaba finalizando la indagatoria de otros acusados. Y mañana declara Sergio Blanco, uno de los socios de Lorenzo. "No se clarificó mucho con las declaraciones", resumió a DyN una fuente judicial.

Zanola -fumador desde hace muchos años que pidió cigarrillos mientras comparecía- y Lorenzo están acusados de ser presuntos jefes de una asociación ilícita en la compra-venta de remedios adulterados a obras sociales, como la OSBA. Aballay y Fiona quedaron acusadas de ser organizadoras de la presunta banda.

"Te amo, mamá. Te banco, sé fuerte", le dijo a Aballay su hija mientras la mujer de Zanola era llevada al despacho del secretario federal Carlos Leiva para ser indagada. La causa se inició en 2007 e investiga la venta de remedios oncológicos, hemofílicos y para el sida falsos o adulterados que eran adquiridos por obras sociales.

En tanto, Comparatore pidió la indagatoria de Capaccioli al afirmar que "por el cargo que tenían determinados funcionarios no podían desconocer, ignorar o bien encontrarse al margen de lo que estaba sucediendo" con los controles a las obras sociales.

"El cargo desempeñado por Capaccioli, Superintendente de Servicios de Salud de la Nación desde el inicio de la presente investigación, es tal vez uno de los que revista mayor incumbencia en la materia que nos ocupa", sostuvo el fiscal en su dictamen, donde agregó que en la causa se descubrió, además de la adulteración de medicamentos, "la enajenación de productos de distribución gratuita a través de programas oficiales".

"Ello necesariamente involucra a algunos funcionarios que, en razón del cargo que desempeñaban, obvio es suponer que no podrían encontrarse al margen o bien ignorar lo que estaba sucediendo, pudiendo constituir el costado estatal del entramado delictivo que se investiga", agregó Comparatore.

Capaccioli debía controlar a las obras sociales y en 2007 fue el encargado de recaudar los fondos para la campaña de la actual Presidenta de la Nación, que tuvo aportes de varias droguerías investigadas, entre ellas "San Javier" y la de Forza.

El ex funcionario, quien era hombre del ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, se puso "a total disposición" de la Justicia para "aclarar que no tuvo relación alguna" con la 'mafia de los medicamentos', informaron sus allegados, quienes aseguraron que está "muy tranquilo, con la conciencia limpia y cumpliendo su rutina laboral habitual, sin ocultarse de nadie".

Por su parte, Bellone fue detenida en su casa de un country de Pilar, donde "se secuestró material muy importante", según reveló Oyarbide. Bellone figura como accionista y titular de la droguería Seacamp S.A., cuyo titular era Forza, que operaba bajo el nombre Baires Med, y está sospechada de ser un eslabón en la cadena de comercialización de medicamentos adulterados. Su abogado, Miguel Angel Pierri, adelantó que pedirá la libertad de la mujer porque "no tiene nada que ver" con el caso, aunque reconoció que la detención era "previsible" pues el juez "avanzaba sobre las empresas vinculadas a la comercialización de medicamentos y Solange es la única accionista viva de Seacamp".

Agregó que Bellone no conoce a Zanola pero sí a Lorenzo "en el marco de las relaciones empresarias" y que tenía a su cargo en Seacamp la "parte netamente administrativa". "Solange está aquí por ser la esposa de Sebastián Forza", dijo Pierri.

Hoy también fueron detenidos el director médico del POBA, Jorge Fainstein, y una empleada de ese centro, María Matilde Ríos, en cuyo domicilio se hallaron "sellos médicos debajo de la cama", según el juez Oyarbide. Por su parte, Claudio Ferrari, ex gerente de la OSBA, se presentó ante el juzgado y quedó detenido. Todos ellos serán indagados el próximo viernes.

Mañana declarará el ex subsecretario de Control Sanitario bonaerense Alberto Costa, acusado de presuntos vínculos con Lorenzo sobre contratos de provisión de medicamentos para beneficiar a "San Javier". También están detenidos y procesados los directivos de la droguería "Del Plata" Fabián Alejandro Martino, Bernardo Javier Hogan y Alexia Bergalli.

Comentá la nota