Asi declaro Varizat

Así declaró ante el tribunal que lo juzga por atropellar a manifestantes con su camioneta, aseguró que no es responsable de atropellar a tantas personas.
"Actué así en consecuencia de las agresiones que recibí esa noche del 17 de agosto de 2007", dijo. El ex ministro kirchnerista Daniel Varizat tomó la palabra sorpresivamente: "Espero que en este juicio surja la verdad y se castigue a los verdaderos violentos". Sus dichos marcaron el primer día del juicio oral y público que se le sigue por haber atropellado con su camioneta a un grupo de manifestantes opositores.

Varizat aseguró que no es responsable de atropellar a tantas personas. "Actué así en consecuencia de las agresiones que recibí esa noche del 17 de agosto de 2007", dijo. En el juicio está acusado por haber herido de diversa gravedad a 25 personas.

En las dependencias judiciales donde se lleva el juicio -que se extenderá hasta el jueves- se vio un fuerte operativo de seguridad dispuesto por el gobierno de Santa Cruz. Desde la madrugada, docentes y estatales quemaron cubiertas en repudio a Varizat. Con dos horas de demoras -provocadas por la dificultad para ingresar en la sala que tuvieron, jueces, abogados, el fiscal Ricardo Camutti, víctimas y periodistas-, se inició la audiencia presidida por la jueza Alicia de los Angeles Mercau.

Varizat fue el último en ingresar en la sala, de impecable traje gris perla y acompañado por su abogado, Miguel Angel Arce Aggeo. Tras aceptar declarar ante el tribunal, el ex delegado de Néstor Kirchner en la provincia (fue ministro de Gobierno durante la crisis con los estatales de 2007) se definió "un militante" y "una persona que se movió con calma, dialogando con todos los sectores". Aquí aún se recuerda cuando Varizat mandó al psicólogo al obispo Juan Carlos Romanín y acusó a municipales reprimidos por la policía de "autolesionarse con una barreta".

Ayer mostró sus famosos "nervios de acero": no se alteró en ninguno de los 40 minutos que duró su declaración y aceptó contestar las preguntas del fiscal Camutti y de los abogados querellantes que fueron incorporados al juicio en las últimas horas.

"Exageraciones"

Varizat consideró que en la acusación que le fue leída en voz alta y en la cual constaban decenas de testimonios de las víctimas, "hay alteraciones, exageraciones, mentiras y malas intenciones" y afirmó que esperaba que en el juicio "surja la verdad y se pueda castigar a los verdaderos violentos". En ese momento, un fuerte murmullo surgió del público. Minutos antes habían sido retiradas las víctimas, que declararán a partir del lunes.

Varizat, procesado por 25 lesiones entre graves, leves y gravísimas, admitió que sobre los hechos ocurridos esa noche tiene "algunas dudas" y afirmó en varias oportunidades a lo largo del testimonio que tuvo "pánico y miedo durante los casi 10 a 12 minutos" que duró el episodio.

Varizat relató lo ya conocido. El había llegado hasta el bar de un hotel céntrico a buscar a unas personas para luego ir hasta un acto político de los Kirchner. Pero antes de partir, el final de una movilización que se había iniciado hacía dos horas rodeó su auto. "Me gritaban: ?Varizat hijo de puta. Te vamos a matar´. Entonces, subí y puse la camioneta en marcha", afirmó.

"La camioneta estaba rodeada, en minutos había 100 personas, empezaron las agresiones", afirmó, y dijo que había visto "gente muy violenta". Añadió que la gente abrió las puertas dos o tres veces. "No puedo explicar mi actitud ni por qué la tomé, no tengo plena conciencia ni recuerdo claro", afirmó al referirse al momento de arrancar el vehículo y pasar por encima del cuerpo de varias personas.

El ex ministro aseguró que él no retrocedió en las dos maniobras que realizó, según figura en la acusación. "Yo nunca hice marcha atrás", dijo. Según él, las escenas de televisión en las que se ve a la camioneta retroceder son producto de "un juego de imágenes" hecho por los medios.

Sobre el final de la declaración el imputado pidió disculpas: "Lamento muchísimo si con mi actitud pude haber herido a personas, nunca lo había hecho en 55 años".

Comentá la nota