Declaró Urribarri la emergencia agropecuaria

El mandatario entrerriano se reunió con los ruralistas de su provincia y reconoció oficialmente el duro momento que viven. Eso sí, cuando le hablaron de bajar retenciones, dijo que "eso es irracional...".

Tratando de superar el feroz enfrentamiento que mantuvo con los ruralistas de su provincia (con Alfredo De Angeli a la cabeza) durante el conflicto del campo , el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri declaró hoy el estado de emergencia y desastre agropecuario para una serie de cultivos en su provincia.

Urribarri, uno de los mandatarios más férreamente aliados al kirchnerismo, dio a conocer el decreto que declara el estado de emergencia o desastre agropecuario -según corresponda, de acuerdo con la evolución de los cultivos-, desde la fecha y hasta el 30 de junio venidero.

La medida tiene alcance a los productores agrícolas de todos los departamentos de Entre Ríos, para los cultivos de soja y sorgo campaña 2008/2009 cuya producción fuera afectada por la intensa y prolongada sequía acaecida en el año 2008 y lo que transcurre de 2009. También establece el estado de desastre agropecuario para la campaña 2008/2009 de maíz. En cuanto a los productores ganaderos, el decreto fija la ampliación hasta el 30 de junio de la declaración de emergencia (decreto 5653/08) y/o declaración de desastre agropecuario, según corresponda de acuerdo con la evolución de las pasturas naturales y/o implantadas. "El decreto dado a conocer hoy declara la emergencia para el caso del maíz, pero también incluye la prevención del desastre en la medida que la situación lo vaya ameritando tanto para el resto de los cultivos como para el sector ganadero", precisó el ministro de Producción entrerriano, Roberto Schunk.

Al término del encuentro con el gobernador en la Casa Gris, los representantes de las cuatro entidades del campo comentaron que el planteo central "es que se declare el desastre agropecuario en todas las economías, ya sea agrícolas, ganaderas, lácteas y regionales, debido a que más del 80 por ciento de la producción se perdió".

El titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Ángeli, sostuvo que la situación de desastre "debería declararse a la totalidad de los cultivos y la explotación ganadera y lechera" y afirmó que "la situación es extremadamente crítica".

Al respecto, contó que le consultó a Urribarri la posibilidad de que el Estado Nacional devuelva los montos retenidos a los productores durante el período 2007/2008 en conceptos de retenciones al agro, "a través de un bono transferible para que el productor pueda solucionar sus problemas financieros".

Para no irritar a Néstor Kirchner, Urribarri rechazó la propuesta de su colega santafesino, Hermes Binner, de suspender por seis meses las retenciones a las exportaciones agropecuarias. El mandatario entrerriano calificó de "irracional" ese planteo y consideró que tomar esa medida "es casi imposible".

"Por seis meses, por cuanto tiempo sea, no podemos ir a ningún extremo. Si queremos ser verdaderamente responsables, superar esta situación inédita y gravísima producto de esta sequía, tenemos que ser racionales", destacó. Urribarri defendió la gestión del Gobierno Nacional al afirmar que está respondiendo "cómo debe actuar en estas circunstancias" y "escucha permanentemente" a los mandatarios provinciales.

Comentá la nota