La ONU declaró que no puede respaldar más elecciones en Afganistán sin una reforma política

Los comicios de agosto pasado en lo que resultó ganador el presidente Hamid Karzai estuvieron teñidos de corrupción, violencia e intimidación hacia los electores. Es por esto que las Naciones Unidas dijeron que es necesaria una reforma

La Organización de Naciones Unidas, criticada por el fraude en las elecciones presidenciales de Afganistán del año pasado, no puede respaldar futuros resultados sin reformas en el proceso electoral, dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Cabe recordar que las elecciones pasadas estuvieron teñidas de corrupción, violencia e intimidación hacia los electores. Ante esto, y tras una auditoría parcial de los resultados, se definió una segunda vuelta entre el presidente Hamid Karzai y su rival Abdullah Abdullah. Sin embargo, Abdullah luego se retiró del proceso, lo que dejó a Karzai con la victoria.

Un informe de Ban sobre Afganistán al Consejo de Seguridad, que fue revelado el lunes, reconoció que las falencias convirtieron a las elecciones en una crisis política, minando la confianza en el liderazgo afgano y en la voluntad internacional para comprometer al país.

La ONU proveyó con apoyo técnico y financiero a la Comisión Electoral Independiente (CEI) designada por el Gobierno afgano, y también nominó a tres de los cinco miembros de la comisión de quejas electorales. Sin embargo, el secretario general de la ONU dijo que el proceso reveló serias falencias y debilidades que debían ser corregidas antes de que Naciones Unidas se comprometa a un proceso similar en futuras elecciones.

La comisión electoral de Afganistán convocó a comicios legislativos para el 22 de mayo. Entre las medidas que Ban mencionó que necesitaban ser revisadas se encuentra el mecanismo de designación de la CEI para asegurar su imparcialidad, mejorías al sistema de registro de los votantes, el desarrollo de observadores domésticos, y un fortalecimiento del marco legal.

La elección de agosto desembocó en una división dentro de la misión de la ONU en Afganistán, luego de que su subjefe, el estadounidense Peter Galbraith, acusó a su jefe noruego Kai Eide de fracasar en lidiar con firmeza con el fraude. Galbraith fue despedido en septiembre.

Comentá la nota