Declaró el padre de Ángeles y su abogado apuntó a Mangeri

Franklin Rawson fue citado en calidad de testigo. El letrado Pablo Lanusse aseguró que hasta el momento "no hay otro ADN identificado que no sea el de Mangeri", por lo que el principal sospechoso sigue siendo el portero.


El padre de Ángeles, Franklin Rawson, declaró este viernes en calidad de testigo en los tribunales porteños de la calle Talcahuano, en la causa que investiga el asesinato de la adolescente. Su abogado Pablo Lanusse sostuvo que "hasta el momento no hay otro ADN" que no sea el de Jorge Mangeri, por lo que dejó en claro que el portero sigue siendo el principal sospechoso del asesinato de la adolescente.

En declaraciones a los medios en la puerta de los tribunales, Franklin Rawson manifestó "no saber" cuán importante es para la causa el audio de una mujer cuya existencia trascendió en los últimos días y podría complicar a alguien del entorno familiar de Ángeles. "En esta declaración que tuve con el juez no se mencionó ese tema", sostuvo el padre de la joven.

"Yo soy parte en esto. Me presento como querellante ante la Justicia", manifestó luego y aclaró: "Tengo un rol claro y no es sospechar ni dejar de sospechar de nadie, no acuso ni defiendo a nadie. Quiero saber qué le pasó a mi hija, le pido a la Justicia que llegue al fondo de la verdad".

Indagado sobre el estado de salud de la madre de Ángeles, afirmó: "No estoy hablando con mi ex esposa, no sé cómo está".

"Yo viví en ese departamento antes de divorciarme así que tuve trato con el portero. En los últimos años no más que un saludo cuando iba a dejar a mis hijos", dijo en cuanto a su relación con Mangeri.

En tanto, el abogado Pablo Lanusse acotó: "Franklin dijo lo mismo que ya había señalado cuando hizo la denuncia. Hay cosas que por prudencia quedan en el marco de la declaración".

"La línea argumental de fuerza que tiene hoy la causa es una contundente acusación a una persona, que es quien está detenido", dijo y de ese modo dejó en claro que el principal sospechoso sigue siendo Mangeri.

En tal sentido, agregó: "Lo que hoy está concreto es que restos genéticos se encontraron del único detenido, en tres dedos de Ángeles, lo cual compromete aún más a Mangeri en los hechos. No hay ningún otro ADN identificado que no sea el de Mangeri".

"Fueron bochornosas las fotos que mostraron de Ángeles", opinó luego, en relación a las imágenes publicadas por un matutino porteño que mostraban el cadáver de Ángeles. "Nuestra presentación no pretende avasallar la libertad de expresión sino encontrar un equilibrio. Todo tiene un límite, estamos agradecidos con la prensa pero esto no es ni prensa ni información, viola los derechos del niño", abundó.

Este mismo viernes, el abogado de Jorge Mangeri reveló por su parte que fue hallada una uña de la joven en un auto que no es el del encargado.

En la noche del miércoles, el abogado Lanusse, acercó al juez Javier Ríos un audio en el que una vecina de Ravignani 2360 cuenta sobre una discusión entre Ángeles Rawson, su padrastro y su madre. La adolescente, según la grabación, le habría recriminado a Sergio Opatowski por un presunto intento de abuso sexual.

La presentación de Lanusse derivó en una ronda de indagatorias a todos los vecinos del edificio el miércoles por la noche. Cuatro de ellos habrían complicado la situación del portero Jorge Mangeri. "La voz popular lo comenta y ahora se materializa", consideró al respecto Miguel Ángel Pierri, defensor del encargado.

De esta forma, tanto los abogados del padre de Ángeles como la defensa de Mangeri intentan sembrar sospechas sobre el padrastro.

Opatowski fue investigado por la fiscal Paula Asaro y no se descarta que lo sigan investigando. Todavía no declaró en la causa.

TODA LA INFORMACIÓN SOBRE
MÁS NOTÍCIAS SOBRE
X
Click en "Me gusta" para tener la información importante en tu muro