Declaró Camilión por la voladura de la fábrica militar

El ex ministro de Defensa Oscar Camilión negó ayer vinculación alguna entre la voladura de la fábrica militar de Río Tercero y el contrabando de armas a Ecuador y Croacia durante el gobierno de Carlos Menem.
Así se lo dijo a la prensa luego de declarar como testigo ante la Justicia federal en la causa en la que se investiga la explosión registrada en la fábrica cordobesa el 3 de noviembre de 1995. La explosión mató a siete personas.

"Lo ocurrido en Río Tercero lo sabrá Dios", expresó el ex canciller y ex ministro de Defensa del gobierno menemista. Camilión estuvo imputado en esta causa pero fue sobreseído porque los delitos que podría haber cometido ya prescribieron.

En cambio, el ex ministro de Menem, que ayer se despegó sutilmente del ex presidente, afronta junto al ex mandatario el juicio oral por el contrabando de armas en los tribunales federales porteños.

"Yo estoy seguro de que lo que firmamos tenía un objetivo muy determinado y además se trataba de un decreto que trataba sobre la fabricación de armas. Se trataba de armas nuevas que no estaban fabricadas todavía. Eso fue por lo menos el decreto que firmé yo", expresó Camilión a la salida de los tribunales de Río Cuarto.

El ex ministro se negó a revelar el contenido de lo declarado ante el juez Carlos Ochoa, aunque destacó que se trató de un procedimiento "agradable".

Camilión dijo sentirse "tranquilo de conciencia" y aseguró que no fue un hombre de la "estructura" de Menem sino "cercano" a él porque fue ministro en dos de sus carteras durante su gobierno.

La tragedia de Río Tercero tiene a seis militares procesados. La lista también incluía a Menem, pero éste fue desprocesado por la Cámara Federal, que anuló la indagatoria del ex mandatario. Ahora el juez Ochoa deberá fijar nueva fecha para escuchar el descargo del ex presidente.

Menem se negó a declarar en el juicio por el contrabando de las armas en los tribunales porteños. Ayer, su ex cuñado y ex asesor Emir Yoma sufrió un revés cuando el tribunal que lo juzga decidió rechazar un pedido suyo de quitar de la lista de testigos al financista Pedro Stier.

Stier había involucrado a "gente de Yoma" en una transferencia de 200 mil dólares.

Comentá la nota