Declaran la emergencia en el hospital de Roca .

Declaran la emergencia en el hospital de Roca .
El hospital roquense se quedó en los últimos días sin terapia intensiva y todos los pacientes que necesitan esa atención deben ser derivados al sector privado. Funciona una sola ambulancia.
ROCA (AR).- Con una única ambulancia para cubrir emergencias, sin terapia intensiva y con una escasez extrema de recursos, el Hospital López Lima de esta ciudad atraviesa una de sus más profundas crisis, por lo cual se resolvió declarar la "emergencia" en el ámbito de la salud pública local.

Así lo expusieron y resolvieron, cansados de esta situación y con limitaciones reales para prestar atención médica, los miembros del Consejo de Salud Local que ayer declararon el "estado de emergencia", e instaron a la ministra de Salud de Río Negro, Cristina Uría, a dar una solución urgente en un plazo de 48 horas.

Ayer durante el primer encuentro del año, 15 médicos de distintas áreas, consejeros y la directora, Rosario Villalba, presentaron las condiciones de trabajo y expusieron las falencias que llevan a cuestas desde hace meses. La reunión, que se extendió desde las 8 de la mañana hasta pasadas las 11 en la Dirección del Hospital, tuvo un clima "tranquilo", según trascendió, ya que prácticamente no hubo discusión porque la situación del equipamiento es similar en la mayoría de las áreas y los reclamos eran conocidos por el personal, explicó Carlos Acosta, representante de los trabajadores.

El principal problema que enumeró Acosta fue la imposibilidad de utilizar la sala de terapia intensiva para adultos como tal, ya que no funcionan los respiradores por un problema con el oxígeno central. "Hace una semana más o menos que no tenemos terapia y tenemos que derivar al privado todos los casos", manifestó Acosta, a la vez que agregó que lo mismo sucede en neonatología.

Otra de las áreas que está fuera de funcionamiento es la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI), la cual no presenta la aparatología necesaria para desarrollar las tareas habituales.

A los problemas diarios y "crónicos", el jefe de la guardia agregó que el lunes se les rompió la ambulancia de emergencia, por lo que ahora sólo cuentan con un vehículo para las urgencias y traslados de pacientes. En esta área también denunciaron la falta de un policía en la guardia central, a lo que Villalba respondió que efectuaron la solicitud a la comisaría correspondiente "pero allí le informaron que no disponían de personal".

Con respecto a la aparatología disponible, Acosta informó que falta un tomógrafo, algo muy necesario para pacientes graves, cuyo traslado para realizar el estudio resulta un "verdadero trastorno". También destacó que si bien disponen de un equipo de ecografía, hay una sola médica que realiza este tipo de estudios que "cumple un horario part-time y cubre las guardias pasivas para ecografías de urgencia", manifestó.

Por su parte, la jefa de laboratorio aseguró que desde el 15 de diciembre no tienen un aparato para medir la presencia de gases en la sangre, el cual -según explicó- se utiliza para un estudio muy importante pero a la vez "simple ya que en cinco minutos está listo".

Sin embargo, ante su ausencia el paciente que requiere ese estudio debe ser derivado a un privado alargando la espera y poniendo en riesgo la vida de la persona, además de incrementar los gastos extra-hospitalarios.

Por todas estas razones, de acuerdo a lo expuesto por Acosta, se decidió declarar mediante un acta el estado de emergencia.

Comentá la nota