Declaran en emergencia ambiental la ribera de Quilmes

Se aprobó con el voto de 17 ediles en el Concejo Deliberante de Quilmes, un proyecto del edil Mario Sahagún en el que se declara en “Emergencia Ambiental y Sanitaria” la zona comprendida entre las calles Otamendi y Ortiz de Ocampo, y de 76 hasta Yoldi, de la ribera de Quilmes, “hasta tanto se repare el daño ambiental producido por el derrame de hidrocarburos”.
Según el proyecto será “el Departamento Ejecutivo, a través del área que corresponda, deberá llevar a cabo las siguientes acciones”: “realizar los estudios de impacto ambiental correspondiente en agua, suelo, aire y biológicos en la zona de la ribera de Quilmes afectada por los derrames de hidrocarburos de la empresa YPF-Repsol, con el objeto de determinar los contaminantes predominantes, las patologías vinculadas a los mismos y la pluma de contaminación”.

También la Intendencia deberá “realizar un censo habitacional en la zona afectada identificándose claramente las características ambientales y socioeconómicas, el acceso a los servicios esenciales, y las patologías relacionadas por la contaminación con hidrocarburos” y “brindar una inmediata y adecuada asistencia y atención médica integral a todos los afectados, garantizando positivamente el acceso a los servicios de salud y medicamentos que correspondan a la problemática”.

El proyecto aprobado prevé además que se lleve “un registro específico que comprenda todas las consultas o atenciones médicas relacionadas con el impacto de la contaminación por hidrocarburos. Dicho registro debe contener los datos generales del paciente, zona de residencia, síntomas y las características o patologías de las afecciones atendidas y su correspondiente tratamiento” y que se provea “de manera urgente de agua potable a las familias que habitan la zona determinada por la presente ordenanza de emergencia ambiental y sanitaria”

Se deberán “arbitrar las medidas necesarias para garantizar la recolección diaria de residuos domiciliarios mediante recipientes y contenedores apropiados, y la eliminación de los basurales a cielo abierto en la ribera de Quilmes” y “realizar una fumigación y desratización en toda la zona de la ribera de Quilmes con el objeto de evitar su proliferación”, como así también “desarrollar estrategias de prevención y promoción de la salud, y realizar una amplia y activa campaña de concientización ambiental en toda la ribera de Quilmes, para prevenir enfermedades relacionadas con el deterioro ambiental y sanitario”.

El proyecto sancionado dice que “el Departamento Ejecutivo deberá arbitrar los medios necesarios para exigirle a la empresa YPF-Repsol, como responsable máxima de los derrames de hidrocarburos en la ribera de Quilmes, lo siguiente: la realización de todas las tareas de remediación en la zona que se declare la “Emergencia Ambiental y Sanitaria”, “la realización de las tareas de reparación de las posibles grietas, aberturas, roturas o filtraciones que se hubieran producido en el poliducto y/o en el oleoducto que atraviesa la ribera de Quilmes bajo la calle 78” y que “la empresa se haga cargo del traslado y la reubicación de todas las personas que se encuentren directa o indirectamente afectadas por la contaminación por hidrocarburos, con su consentimiento, independientemente de las acciones judiciales que éstas hubiesen encarado por resarcimiento y/o indemnización”, y además que “la empresa se haga cargo de los costos de los estudios de impacto ambiental en suelo, aire, tierra y biológicos”, dice el proyecto entre otros puntos.

Comentá la nota