Declara Callejeros

Por primera vez en el juicio, los músicos de la banda deberán exponer su versión de los hechos ante el tribunal oral que lleva adelante el proceso por la tragedia de Cromañón. Están imputados de haber co-organizado con el ex gerenciador del boliche de Once, Omar Chabán, el recital de esa noche fatídica.
Los músicos del grupo Callejeros declararán por primera vez hoy ante el tribunal oral que los juzga por la tragedia de Cromañón, en la que murieron 194 personas tras un recital de la banda.

El abogado del grupo, Manuel Gutiérrez, adelantó que cada uno de sus clientes dará su versión de los hechos, que en total se extenderá por 4 ó 5 horas, y que ninguno va a responder preguntas porque "es inútil buscar más explicaciones y no están en condiciones psicológicas" de contestar a las querellas.

El primero en declarar será el escenógrafo Daniel Cardell (30) y luego lo seguirán Patricio Rogelio Santos Fontanet (29), cantante; Juan Alberto Carbone (39), saxofonista; Christian Eleazar Torrejon, (35), bajista; Elio Rodrigo Delgado (23), guitarrista y Eduardo Arturo Vazquez, (32), baterista.

Según la acusación fiscal, los músicos están imputados de haber co-organizado con Omar Chabán, el ex gerenciador de Cromañón, el recital que la banda ofreció el 30 de diciembre de 2004 en República Cromañón.

La principal cuestión que se les endilga es no haber realizado un cacheo minucioso en la entrada del local que le impidiera al público de la banda ingresar al lugar con pirotecnia, lo cual fue afirmado por gran cantidad de testigos.

Incluso, algunos acusaron a la madre de Fontanet de repartir bengalas dentro del local poco antes del inicio del show, que luego se interrumpió abruptamente cuando una candela comenzó a incendiar la media sombra que cubría el techo.

También se les imputa haber permitido que ingresaran al predio alrededor de 3.000 personas, cuando en realidad estaba habilitado para 1.031, y de haber elegido un lugar cuya única salida de emergencia se hallaba sellada con un candado y alambre. Los músicos dirán que esa responsabilidad no era de ellos y que sólo iban a los locales a tocar y no se ocupaban de la seguridad.

El último en hablar será Diego Marcelo Argañaraz (29), ex manager de la banda, quien como los músicos está acusado del delito de estrago doloso agravado por el resultado muerte, que prevé una pena de hasta 20 años de cárcel. Su abogado, Roberto Bois, adelantó que expondrá durante unos 40 minutos.

Desde que comenzó el juicio, el 19 de agosto último, el único integrante de Callejeros que declaró fue Maximiliano Djerfy (33), ex guitarrista de la banda, quien se separó del grupo durante el debate y tiene una defensora propia.

Djerfy dijo que nunca pudo representarse que en el lugar se iba a producir un incendio porque, de lo contrario, no hubiera llevado al recital de esa noche a sus familiares, de los cuales murieron cinco.

Por otra parte, antes que los músicos, hoy declarará por tercera vez en el juicio Ana María Fernández, ex directora general adjunta de Control Comunal del Gobierno porteño cuando se produjo la tragedia.

Cuando expuso en agosto, en el tercer día del juicio, deslindó responsabilidades en su superiora, Fabiana Fizsbin, y dijo que contaba sólo con 76 inspectores para controlar 200.000 locales, carecía de presupuesto y de sistema informático.

Comentá la nota